Ica, a la vuelta de la esquina




Ahora que viene Semana Santa, ¿qué planes para una de las fechas más esperadas del calendario? La idea de visitar la ciudad de Ica en familia es una buena opción. Solo toma 4 horas en carretera desde Lima (quizá menos si van en auto a buena velocidad) para vivir un contacto con la naturaleza, disfrutar del sol y alejarse del ruido de la capital. En mi recorrido por esta calurosa ciudad, fui testigo, por primera vez, de los inmensos campos de viñedos, una sábana de plantaciones que en cada estación siembra y crece la mejor selección de uvas para mesa o elaboración de varias de nuestras bebidas nacionales. A mi llegada pasamos por un inmenso portón, de estilo colonial, que nos da bienvenida a la pintoresca hacienda Tacama. El sendero que tenemos que cruzar hasta llegar a la casona está adornado de cadenetas de colores, por si fuesen rezagos de una fiesta que se acaba de celebrar, pero que están aquí todo el tiempo.


 Un viaje de prensa me llevó a realizar un full day a este acogedor lugar. Mientras mi fotógrafo y yo seguimos apreciando la gran extensión del viñedo, coincidimos en que esta estancia es para toda la familia, pues en los jardines que acompañan la hacienda hay un espacio recreativo con juegos para niños, una excelente idea para que los más pequeños se diviertan mientras los adultos descansan en el pórtico del restaurante el Tambo de Tacama, que abrió sus puertas al público en octubre del año pasado para incrementar el turismo en la hacienda. Ojo, este no es un lugar para pasar la noche, tan solo para ser testigo de la historia del viñedo más antiguo de Latinoamérica. ¿Pueden creer que data de 1549? Sin duda, si tienen planes de conocer Ica en Semana Santa, es necesario hacer una parada en este lugar lleno de historia.

 Bella naturaleza
El viñedo es el hogar de al menos 23 variedades de uvas. Aquel que visite sus campos podrá vivir de cerca el proceso de plantación, crecimiento y maduración del fruto, según la época del año. Con una copa de vino espumoso en mano para que los adultos se refresquen un poco, es necesario conocer otros atractivos de la hacienda como la capilla que resguarda el lugar, el patio de los almácigos y un histórico e imponente campanario que desde el siglo XIX dirige la jornada de los trabajadores del viñedo.




Tour guiados para disfrutar
1. Tour Hacienda
Este tour permitirá conocer la arquitectura e historia de esta propiedad. El visitante podrá apreciar el patio central, la fachada de la casa hacienda, la capilla, las caballerizas, el patio de los almácigos y el campanario emblema de Tacama que tiene una historia de siglos atrás.
Duración: 35 minutos.
Costo: S/. 25.00 (incluye IGV). Datos Generales:
Menores de 18 pagan la mitad.
2. Gran Tour Tacama
Este tour dará a los turistas una visión completa de la propiedad y del proceso de elaboración de vinos y piscos. Incluye la proyección de un video informativo, visita a la bodega original y a la moderna planta, así como un recorrido por el patio central, la fachada de la casa hacienda, la capilla, las caballerizas, el patio de los almácigos y el campanario emblema de Tacama. Finalmente, para los papás amantes del aroma de una buena bebida, el Sommelier del lugar les hará degustar una selección de los vinos premiados y un pisco mosto en la recién inaugurada sala de cata. Como recuerdo de esta experiencia, cada participante adulto se podrá llevar una copa de cata con la marca Tacama.
Duración: 1.45 horas.
Costo: S/. 60.00 (incluye IGV). Datos Generales:
Menores de 18 pagan la mitad.