¿Has escuchado hablar del "Quiet time"?



¿Tu hijo ya no quiere tomar siestas y no sabes que más hacer para tener ese preciado momento de paz que tenías cuando él o ella dormía?
Pues, hace unas semanas, yo también estaba igual. Mandar a Naya a tomar su siesta se había convertido en una batalla, porque yo aún sentía que ella necesitaba dormir un par de horas para ser una niña feliz. Pero a veces, nuestros planes no funcionan porque ellos tienen otros.
Investigando un poco por internet y leyendo comentarios de otras mamás, encontré que muchas de ellas acuden al "Quiet time". ¿Qué es eso? Pues es principalmente, incentivar a nuestros pequeños a pasar tiempo en su habitación en "silencio".
En ese tiempo, nosotros podemos ofrecerles realizar otro tipo de actividades que no sean físicas. En mi caso, yo sugiero a Naya a que lea un libro, que juegue con sus stickers o que pinte. Han habido varias ocasiones en los que ella ha dejado volar su imaginación y se ha puesto a conversar con ella misma y hasta se pone a cantar.
Durante este tiempo, yo puedo continuar haciendo lo que antes hacía cuando ella dormía. Terminar de limpiar la casa, comer o pasar un tiempo a solas con Nicolette. A veces, hasta apago todos los electrónicos de casa o solo escucho música suave para yo también relajarme y recargarme para cuando las dos bebés estén despiertas y llenas de energía.
Esta opción de "quiet time", no solo me ha servido para que ella pueda ir a su habitación o a la mía a estar callada. Sino que han habido muchas ocasiones en las que se ha quedado dormida.
Pero ¿qué hago cuando ella no duerme y en la noche esta gruñona y cansada? Pues, esos días la acostamos más temprano. Si ella no tomó su siesta, es muy probable que a las 6 o 7 ella va a estar cansada, así que a esa hora ya esta en pijamas y lista para dormir. Los otros días, alargamos un poco más y ella se acuesta a las 8 ó 9. Igual, nosotros tenemos una niña dormilona que duerme muy bien durante la noche y se despierta tarde, por lo tanto se despierta muy alegre y descansada.
La idea del "Quiet Time" es que realicen una actividad que no los estimule demasiado. Que es lo que sucede cuando están frente a la televisión o cuando están corriendo y saltando.
Yo he encontrado este método, muy eficiente. No sólo porque he vuelto a tener tiempo para mi, sino que también Naya no me pelea para hacerlo y ella aprende a explorar nuevas actividades que la relajan y desarrollan su imaginación.
Las animo a intentarlo si es que están como yo cuando Naya ya no quería dormir la siesta.

Un abrazo y hasta la próxima.