5 trucos para tener un cabello espectacular




Y descubre cómo cuidarlo de los estragos del verano


1 -Básicos esenciales. Al igual que tu piel, el cabello también se quema. Es necesario nutrirlo e hidratarlo no solo con un champú libre de sulfato. Una hora antes de exponerlo al sol, usa geles, aceites naturales y spray con filtros solares para crear una capa protectora.

2. Desenrédalo. Si vas a sumergirte en el mar o la piscina, cuida que tu cabello no se estropee y átalo con una coleta. Los mechones enredados pueden quebrar las puntas y hacerlos ver opacos.

3. Cambia tu estilo. Evita peinarte marcando una raya en el cuerpo cabelludo, pues al quedar expuesto puede tener el riesgo de quemarse. Lo idea es llevar todo el cabello hacia atrás.



4. Olvídate de la secadora. No hay mejor ritual natural de hidratación que secar tu cabello al aire. Si vas a salir, asegúrate de usar 30 minutos antes un sérum capilar y crema para peinar, que ayudará a conservar el brillo y suavidad de tu cabello.


5. Ojo con el tinte. En verano es mejor usar tinturas de tonos oscuros, ya que el sol, la piscina y el mar contribuyen a aclarar el color por sí solo.




6. Utiliza un sombrero. Desde que sales de casa, asegúrate de protegerte con un sombrero, una gorra o cualquier accesorio de moda que evite el contacto directo con el sol.


Maravilla de mascarillas

Para después de la piscina: plátano y palta

El plátano posee minerales esenciales para reparar tu cabello. Por otro lado, la palta contiene ácidos grasos que nutren y aportan brillo. Preparación: Mezcla ambos ingredientes y aplica en el cabello húmedo. Deja actuar por 20 minutos y enjuaga con agua fría para sellar la cutícula.

Para después de la playa: aceite de oliva
La sal del mar y la arena pueden secar cada hebra. El poder del aceite de oliva puede reparar este problema, cuidando el ph de raíz a puntas. Preparación: mezcla tres cucharadas de aceite de oliva y una de miel hasta lograr una masa consistente. Para recibir sus nutrientes, deja fermentar por un día. Pasado el tiempo, aplica en el cabello limpio y espera 15 minutos. Enjuaga y vuelve a utilizar un champú para retirar cualquier residuo grasoso. La mascarilla ayudará a fortalecer cada hebra evitando que se reseque a causa de la sal y otros elementos del ambiente.



Para el cabello teñido: zumo de tomate

Los tintes tienen ingredientes químicos que debilitan tu pelo. Realiza este ritual para conservar el color por más tiempo. Preparación: elabora un zumo de tomate y aplica en toda la región capilar como si fuera una loción. Deja actuar por 10 minutos, cubriendo la cabeza con una toalla. Luego enjuaga con agua tibia. Puedes realizar este tratamiento una vez a la semana.



Para conversar el brillo: yogur
El yogur otorga una dosis de brillo especial. Preparación: en un recipiente, bate una clara de huevo y agrega 6 cucharadas de yogur natural. Aplica sobre el cabello húmedo y deja que actúe por 30 minutos. Enjuaga con agua tibia y lava usando tu champú favorito. Puede que el tratamiento tome tiempo, pero ¡vale la pena!