Smoothie de Plátano y Almendras



Para refrescarnos un poco del calor que hace en Lima hoy les traigo un delicioso Smoothie de Plátano y Almendras, sí, además de ser súper power es refrescante, así que es ideal también para los chicos, sobre todo que ahora con el calor ya no tienen ganas de comer.

Smoothie, ¿de dónde sacamos ese término? ¿Por qué ya nadie usa la palabra jugo? ¿Qué es en verdad un smoothie?

Bueno, si van a un diccionario inglés-castellano lo que encontrarán será que smoothie significa batido de frutas, es decir, jugo de frutas. Entonces ¿por qué ya no usamos la palabra jugo? Pues es evidente,
smoothie suena más bonito, ¿o no?

¿Qué pasaría si al título de este post le hubiéramos puesto “Jugo de plátano con almendras”? Nada, no pasaría nada, y eso es justamente el caso, a estas alturas quién quiere aprender a preparar un “jugo”, nadie, todos quieren aprender a preparar smoothies.

Por mi lado me encanta esa palabrita, es tan fashion, tan provocativa, no suena al juguito que nos  preparaba nuestra mamá en la casa, no, y eso que a veces le metía zanahoria o beterraga, siempre era
jugo, y siempre poníamos cara porque sabíamos que le había metido verduras.

Otra cosa hubiera sido si mi mami me hubiera dicho que me había preparado un smoothie, de seguro
hubiera abierto los ojos, sonreído y tomado el jugo, perdón, smoothie, hasta la última gota. Así son las cosas, admitámoslo.

Entonces ahora entremos en la onda yoga-vegana-raw-superfood y empecemos a tomar smoothies con todas las frutas y verduras que tengamos en casa, licuemos con mucho hielo y dénselo a los chicos en lindo vasos Mason Jar con cañitas rayadas de colores estridentes. Lo último chicas, lo último.

Vamos con la receta.

SMOOTHIE DE PLATANO Y ALMENDRAS

Ingredientes

1 plátano maduro congelado

1 taza de leche de almendras fría

1 cucharada de mantequilla de almendras

Hielo (opcional, pero recomendable)

Preparación:

Colocar en el vaso de la licuadora el plátano congelado y cortado en trozos, agregar la leche

de almendras y la mantequilla de almendras.

Licuar hasta conseguir un batido parejo.

Si desean ponerle hielo, colocarlo antes que el plátano, de modo que sea lo primero que

entre en contacto con las cuchillas de la licuadora.

Servir inmediatamente.

No necesita endulzar, pero si desean, pueden agregarle un poco de miel de abeja.