¿Cuándo pasar a mi niño de la cuna a la cama?



A dos días de llegar a casa, mi esposo me salió con la sorpresa de sacar los rieles de la cuna. Estuve muy sorprendida, lo habíamos hablado un par de meses antes, pero no quedamos cuando lo haríamos (mis mellis tienen dos años). Este es uno de los acontecimientos importantes que marcan una etapa en la vida de nuestros niños así que no era una simple decisión.

Cuando le pregunté por qué el apuro, me dijo que en su opinión los bebés ya estaban listos pues duermen bien durante la noche, y además me explicó otras razones: la  primera es porque quiere que yo sea parte de esta transición (pues tengo que regresar a internarme nuevamente dentro de poco), la segunda porque quiere que lo ayude por las tardes cuando hagan su siesta - mientras él está en el trabajo- y la tercera porque el mes siguiente irán al nido y allí no dormirán en una cuna, será en un colchoncito en el suelo y estarán disponibles a bajarse del colchón en cualquier momento.

No les puedo mentir que esto me puso muy nerviosa y por primera vez mi esposo y yo no estábamos de acuerdo en algo concerniente a nuestros bebes, si por mi fuera podrían quedarse allí hasta que me pidan su propia cama, pero felizmente lo resolvimos (después de un chequeo rápido por páginas de crianza y mis bloggers favoritas), quedamos que si veíamos que esto les afectaría negativamente regresaríamos el riel.  Después de unos días, les puedo decir que fue una buena elección. Ahora mis niños se levantan sin llorar, vienen caminando a la sala o a nuestro dormitorio y preguntan ¿papá? ¿mamá? incluso a veces uno se queda a dormir un rato más que el otro (antes se levantaban juntos por la bulla que hacían por llamarnos para sacarlos de la cuna), así que gracias a Dios el proceso ha sido un éxito, claro que he ido varias veces porque estaban fuera de la cama tratando de cerrar la puerta de su habitación o maravillados explorando cada rincón, y es entendible, ¡es algo nuevo para ellos tanta libertad!, así que con paciencia les explicamos que es hora de dormir y ellos lo aceptan.

Como madre primeriza tengo temor a cada cambio, pero este es especial pues mi madre está conmigo y a ella tampoco le gustaba la idea de sacar el riel, pero como les dije después de informarme más sobre el asunto y de leer algunos tips como el de poner un riel de cuna para que se sientan más cómodos, todo ha fluido. Si estas pasando por esta etapa aquí les he hecho un resumen de lo más importante en mi opinión de lo que he encontrado, espero que les sea de ayuda.

¿Cuándo hacerlo?
Hay que tener mucho cuidado al decidirse pues si lo haces muy temprano sería un desastre- como que se bajen de la cama para jugar a la medianoche- pero cómo saberlo pues cada niño es diferente, es aquí que debemos prestar atención a  detalles como si duermen bien durante la noche,  o si ya avisan par ir al baño. No es necesariamente cuando aprenden  a treparse para salir de la cuna, para eso podríamos utilizar otros recursos como  poner el colchón en la parte más baja por ejemplo. Ahora, si el bebe duerme tranquilo y no sabemos cuándo pasarlo a la cama simplemente esperar a que nos lo pidan, enseñarles una camita de niños quizás para que se motiven.

Algunos expertos  nos dicen que la edad promedio es de los 2 a los 3 años. Pero como siempre lo repito cada familia es diferente, tu conoces más que a nadie a tu niño, así que si sientes que no está preparado aún, hazlo  pasando los tres años. Lo importante es que sea un proceso natural, no fuerces nunca estos cambios.

¿El por qué cambiarlo?
Frecuentemente los padres deciden cambiar de la cuna a la cama con la esperanza de corregir sus malos hábitos de sueño, pero  la transición debería ser un premio por el buen comportamiento no una solución a uno indebido. Que la llegada de un bebe tampoco apure la transición, te imaginas que además de levantarte a atender a tu recién nacido tengas que levantarte otras cien veces porque tu niño mayor esté caminando por toda la casa (porque no estuvieron listos para la transición).
¿Cómo hacerlo?
Es importante tener un plan de acción. Escoger el tipo de cama. Si tienes una cuna convertible mucho mejor, empieza sacando el riel, el cambio no es tan drástico, o escoger su cama juntos también es una magnífica opción si puedes comprarlo ¡hay camas tan lindas para niños!,  estoy segura que tu niño se emocionará pensando en dormir en su nueva cama.

Mis niños estuvieron muy extrañados el primer día, tanto que ni siquiera intentaron bajar, el segundo día ya lo hicieron, sabían que podían bajar y subir cuando ellos quisieran así que es muy importante que su dormitorio sea seguro  pues incluso si nuestra meta es que duerman toda la noche, es algo nuevo para ellos y por supuesto querrán tener  la libertad de hacer lo que quieran.
Ser consistente, como todo acerca con mellizos, la consistencia es parte de nuestro día a día. Es imposible saber cuánto tiempo les tomará a nuestros bebes este cambio pero si ponemos el 200% y nos mantenemos explicándoles que es hora de dormir y deben permanecer en su camita les será más fácil y rápido.

Recuerda que existen otros métodos para que el niño se sienta cómodo al dormir, como el famoso método Montessori donde se pone el colchoncito en el suelo. Cualquier método que elijas asegúrate que el proceso sea natural y que lo más importante es  que te haga feliz a ti y a tu bebe. ¿Has pasado a tu niño a una cama? ¿cómo te fue? ¿Cuántos años tenía?