10 verdades de una Mamá Bloguera



Pienso que cada bloguera es diferente, y toma esta etapa de la maternidad como mejor le parezca. Sin embargo, hay casos en los que a pesar de ser tan distintas, cada una de nosotras nos sentimos identificadas. Aquí les cuento diez de mis verdades como mamá bloguera.

1. Le cuentas a un amigo/a que te dedicas al blog, y se te queda mirando con una cara de no tener ni la menor idea de lo que estás hablando. Otros, por supuesto, te felicitan y te dicen que es genial, pero eso no quita que no sepan exactamente lo que haces, y se preguntan por qué dedicas tu tiempo a estar sentada frente de una laptop, escribiendo sobre tu vida como madre. 

2. Tu amiga bloguera está lanzando un SORTEAZO, y una vocecita en la cabeza te dice: "No, no lo hagas...si ganas, se arma la 'tole tole'" jajajaja.. Esto es muy gracioso porque creo que a casi todas nos ha pasado. Si gana fulanita, que es prima de la tía lejana de la amiga, entonces es trampa. Pero si participan 54 personas de una sola familia, no lo es, ¿verdad? Para evitarlo, algunas optamos por no participar, pero saben qué? es completamente ridículo. ¡Lo es!. Seamos personas felices, y hagamos felices al resto, sin mirar a quien. (lo digo en buena onda :D)

3. Creen que puedes tener diferencias con otras blogueras por practicar otro tipo de crianza, cuando la verdad es que a ti te vale. Actualmente existe diversos tipos de blogs y páginas de maternidad, cada uno con un enfoque y personalidad distinta. Si escribes acerca de apoyar una técnica o tipo de crianza, y otra página escribió lo opuesto, no tiene nada de malo. Al final, los lectores son los que deciden a quién leer y el contenido que buscan. Como bien dicen..."hay público para todos", lo ideal es que tus seguidores se sientan especiales leyéndote y compartiendo contigo.

4. Decides desconectarte del celular y laptop para salir a pasear en familia, y es ahí donde más cosas para compartir en el blog encuentras. Esto pasa siempre, es casi como una 'ley de Murphy'. Te la pasas pensando qué publicar, buscando contenido interesante, y cuando decides salir a distraerte en familia, ocurren todo tipo de acontecimientos que te gustaría colgar en ese instante en tu página. Pero claro, estás en familia, si sacas el celular y empiezas a editar una imagen o colgarla en las redes sociales, ya te están mirando con cara de no querer salir contigo a la calle jamás. Si...también somos incomprendidas jajajaja.

5. El algún momento pensaste en cerrar el blog, pero no lo lograste. Sin darte cuenta, se volvió parte de ti. Porque ya no tenías tiempo de escribir, porque tu mente estaba llena de otro tipo de pensamientos o simplemente porque tus prioridades cambiaron. Sea lo que sea que haya pasado y que te haya hecho pensar en cerrar el blog, y al final no lo hiciste, hizo que te dieras cuenta lo importante que se ha vuelto ese espacio para ti. Se convirtió en tu diario, casita virtual, comunidad y familia.

6. Algunas personas creen que te llueven los obsequios. Traaaanquilas...ni yo me la creo! Una mamá bloguera no es lo mismo que una 'fashion blogger' o un 'personaje público' jajaja. Cada vez que recibimos algo, estamos sumamente agradecidas porque eso quiere decir que hay marcas que confían y apuestan por nosotras. A veces, hasta terminamos sorteando lo que nos obsequian :).

7. Nadie se imagina lo complicado que puede llegar a ser organizar un sorteo. Si es con una, o con varias marcas, la responsabilidad de tener que cumplir con las ganadoras es muy grande. No se olviden que somos nosotras las que verificamos que cada persona haya seguido los pasos y conforme a eso incluirlos en la lista. Algunas mamás blogueras imprimen los comentarios y los cortan uno por uno para grabar un video del sorteo y hacerlo más dinámico. Aunque sea un chambón, ¡me encanta cuando hacen eso! 
Recuerda que: Si realizas un sorteo, lo primordial es hacerlo con una marca de confianza, que puedas recomendarla en tu página. Muchas familias te usan como referencia. 

8. Tienes miles de proyectos en mente. Luego recuerdas que no sólo eres mujer, trabajadora o estudiante, esposa, también ERES MADRE....y se te pasa. Recuerdo la primera vez que organicé un evento familiar. ¡Fue toda una experiencia! Tan especial y al mismo tiempo tan agotadora. De vez en cuando escribo proyectos para el blog, y aunque intente hacerlo sencillo, una idea lleva a la otra, y termino organizando un proyectazo. ¿Les ha pasado?

9. Una de las cosas que más agradeces de este 'mundo bloguero', son las amistades que has llegado a hacer. Apostaría a que ninguna de las blogueras que conozco imaginó que al crearse su cuenta de Blogger o Wordpress encontrarían verdaderas amistades. Algunas te siguen desde que sólo te leían unos cuantos familiares, o cuando fuiste ganando seguidores; y otras te sirvieron de inspiración para abrir el tuyo. Debo confesar que a la mayoría las conocí gracias a la comunidad a la que pertenezco. Si leyeran nuestros blogs, se darían cuenta que tenemos contrastes diferentes, pero cuando nos juntamos se arman las verdaderas reuniones. Podemos ser nosotras mismas y hablar de TODO! ¡Las adoro!

10. Tus seguidoras son más importantes de lo que ellas piensan. Seguidoras, lectoras, mamigas, Mommys <3. Personitas que fueron apareciendo poquito a poquito, se encariñaron con la página y ahora siempre están pendientes de nosotras como amigas. No sé si somos nosotras que administramos la página y logramos esto, o son ellas que nos siguen y logran ver más allá de una web de maternidad.
Por ellas que nos escriben al inbox, que nos hacen saber que están presentes en nuestros logros, que nos suben el ánimo si estamos bajoneadas. Esas madres que conversan contigo como si te conocieran de años. Por esas verdaderas seguidoras, es que yo estoy tan agradecida. En serio, ¡gracias!

Me planteé escribir sólo 10, pero debo confesar que en el camino se me ocurrieron más, el doble de divertidos y realistas jiji. Disfruté demasiado haciéndolo y recordando tantas experiencias. Este es el post de mi regreso como Daniela del blog "Mommy's here". Espero que les haya gustado, y si están pensando en abrir su blog, lo tengan en cuenta.

Me despido, y prometo no tardar mucho en dejarme leer.

Un beso,