Dar de lactar


El mejor regalo para tu bebé

 ¿Vacunarías a tu bebé contra miles de enfermedades si pudieras? La lactancia te permite esto, además, de otros múltiples beneficios, ¿los conoces?  ¿sabías que la madre también recibe beneficios?  Comparto esta información; así como, consejos para dar de lactar ...

Es cierto, dar de lactar es trabajoso, agotador y hasta doloroso, los primeros meses llegas a sentirte como una esclava y sueñas despierta con dormir.  Pero el esfuerzo, vale la pena porque no existe nada que te conecte más con tu bebé y que les brinde tanto bienestar; además, con el paso de los días, los dolores desaparecen y los horarios mejoran. 

Creo que si todas las mujeres conocieran más sobre la lactancia, más madres lo harían; por esto, decidí escribir este artículo con los beneficios para el bebé, nosotras las mamás y consejos que facilitan la lactancia.

Beneficios para el bebé
·      Protege al recién nacido, puesto que las primeras lactancias brindan calostro, que contiene inmunoglobulina A secretora, una sustancia que forma una capa protectora en  intestinos, nariz y garganta.
·      Lo protege contra virus y bacterias del medio ambiente.  La leche materna contiene diferentes anticuerpos; sobretodo, aquellos que tú necesitas en tu medio ambiente.  Por esto, si tienes algún virus leve, te recomiendo darle de lactar para brindarle los anticuerpos que tu cuerpo ya creo contra esa enfermedad.
·      Es el alimento ideal, puesto que tiene la combinación nutritiva que tu bebé necesita (vitaminas, proteínas y grasas).  Además, su composición va variando según tu bebé va creciendo para satisfacer sus necesidades en diferentes etapas de desarrollo.
·      Brinda más salud a tu bebé, los lactantes de leche materna sufren menos alergias, infecciones en el oído, enfermedades respiratorias y molestias digestivas e intestinales.
·      Es más sencilla de digerir por lo que causa menos incomodidades, como cólicos y gases.  Esto lo he comprobado, puesto que cuando mi pequeño consume fórmula su digestión se vuelve más pesada, esto lo incomoda y llora.
·      Facilita posteriormente el habla, porque obliga al bebé a ejercitar su lengua y músculos bucales para alimentarse.

Beneficios para la mamá
·      Te ayuda a recuperarte del parto.  Al amamantar tus incomodidades se reducen puesto que se favorece la contracción natural del útero para que adquiera su tamaño normal y también se reduce la pérdida de sangre posterior al parto.
·      Te ayuda a perder peso, ya que un gran porcentaje del peso ganado sirve de reserva energética que facilita una posterior producción de leche materna.  Ahora, no olvides tener una dieta saludable y realizar una rutina de ejercicios para recuperar tu figura.
·      Te protege contra el cáncer.  Existen estudios científicos que demuestran que el amamantar disminuye el riesgo de contraer algunos tipos de cáncer, como el de mamas o el del ovario.
·      Limpia tu cara de las manchas del embarazo utilizando tu propia leche.  ¿Increíble?  Pues, yo vengo utilizando el exceso de leche diario y mis manchas disminuyeron.  Sólo la aplico en mi rostro y después de 15 minutos me enjuago.
Consejos para dar de lactar
·      Aliméntate bien y toma mucho líquido.  Ten siempre una jarra con líquidos en tu mesa de noche para que tomes un vaso cada vez que puedas y aliméntate de forma nutritiva para que tengas qué darle a tu pequeño.
·      Descansa cuando tu bebé duerme porque así tu cuerpo producirá más leche.
·      Prepara tus pezones formando callosidad antes de comenzar la lactancia.  Cuando estaba esperando mi 1er. hijo, una amiga me dijo que con un cepillo dental me cepillara los pezones y creí que ¡estaba loca!  Pues, después de sufrir el dolor por las heridas de un pequeño lactante y con el 2do. bebé en camino, seguí su consejo.
·      Dale de lactar echada, si te duele la espalda,  así también descansarás e igual podrás acariciarlo mientras lacta.
·      Toma agua de hinojo, esta hierba se consigue en los súper mercados.  Sólo debes hervirla en agua por medía hora y luego colarla.
·      Disfruta de esta etapa y de la conexión con tu hijo, porque él sólo será bebé una vez.