Balance entre ser mamá y ser tú



Me costó como 6 meses con mi primer hijo y 8 con la segunda.
Muchas veces al principio solo nos provoca estar con el bebé y no hacer mucho más y no tiene nada de malo. Solo que eventualmente y cuando ya nos provoque hay que buscar momentos para nosotras.

Algunos tips que me han ayudado tener tiempo para mí:

1. Establecer Horarios. Buenos para los bebés, les da seguridad y confianza, saben que va a venir y a que atenderse. Para nosotras sirven para organizarnos.

2. Red de apoyo. Tener gente que te pueda ayudar con los niños en ciertos horarios. Si ya van al nido o colegio ese es EL momento para ti.

3. Importante tener momentos como pareja. Una salida por semana, a comer o picar algo y tomarte un vino o cerveza con tu pareja o ir al cine o teatro. Es justa y necesaria. En esa salida intenten hablar de otra cosa que no sean los hijos, sé que es difícil pero que realmente sea tiempo de la pareja. Cuéntense de sus vidas, pónganse al día.

4. Organizar salida con amigas de forma religiosa. Ideal que estén establecidas una vez por semana. Son necesarias, hacer catarsis, desahogarse. Amigas que no son mamás para que cuenten sus aventuras.

¿Cómo hago con dos? Por más de que no mando a Olivia al nido, las mañanas las uso para mi hacer ejercicio o escribir. Joaquín de 2 años y 9 meses,  y Olivia alrededor de las 9:30/10 hace siesta. Las siestas hay que aprovechar al máximo las siestas, yo siempre digo: Ellos duermen, yo Vivo.

Cero culpa, dejar las culpas de lado. Las mamás nos desvivimos por los hijos. Si tú haces cosas por ti, eres más feliz y si eres más feliz, ellos también lo serán, es una ecuación lógica.


Ser mamá es una chambaza, pero no significa ser mártir, es cuestión de organizarnos y contar con gente de confianza que nos apoye.