Galletas Spritz de Chocolate


Hoy les traigo una receta muy especial, especial porque la hizo Adriana, sí, ella solita. Bueno, yo la ayudé con la enchufada de la batidora y el meter y sacar las placas del horno, pero por el resto, ella lo hizo todo solita.
Es una receta muy sencilla, pero sí tiene algo que quizás se les pueda dificultar el hacerlas, y es que estas galletas se hacen con el cookie press, que es un aparato especial para formar galletas.
Es diferente a una manga pastelera, es otra cosa, aunque el método es digamos como con el mismo concepto: en lugar de bolsa es un contenedor de plástico o metal y en lugar de boquilla, se usa una plantilla con orificios que permiten darle la forma a las galletas.
Ahora bien, esta masa en especial resulta no muy consistente, por lo tanto yo creo que en este caso sí se pueden hacer con manga pastelera, siempre y cuando la boquilla que se use sea una grande, como la 1M por ejemplo, que es la que comúnmente se usa para decorar cupcakes.
A mi hija le encanta hacer este tipo de galletas porque no se complica con el amasado, el rodillo y los cortadores, y no necesita ponerle algún glaseado para decorarlas. Aunque si se desea, a estas galletas se les puede poner grageas antes de meterlas al horno.
Es una receta muy rendidora y las galletas tienen buena duración, claro, si es que sus hijos no se las terminan ni bien salen del horno. Eso sí, para que duren, deben guardarlas en un recipiente hermético, así se conservan mejor. Yo las guardo en latas de galletas, pero claro, no las tengo que guardar por mucho tiempo porque se terminan muy, muy rápido.
Vamos con la receta.
GALLETAS SPRITZ DE CHOCOLATE


Ingredientes
1 ½ taza de harina
¼ taza de cocoa
⅛ cucharadita de sal
168 gr. (¾ taza) de mantequilla sin sal
¾ taza de azúcar
1 huevo
1 ½ cucharadita de vainilla


Preparación:
Precalentar el horno en 375°F/190°C.
En un tazón cernir la harina junto con la cocoa y la sal y reservar.
En el tazón de la batidora, batir la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla quede muy cremosa.
Agregar el huevo y la vainilla hasta que la mezcla esté espumosa.
Reducir la velocidad al mínimo y agregar los ingredientes secos, mezclar solo hasta integrar.
Colocar la masa en el cookie press, adaptado con la plantilla que uno desee.
Formar las galletas en una placa para horno sin engrasar o con silpat, dejando una separación de 2 centímetros entre galletas.
Hornear por 10 minutos, retirar y dejar enfriar sobre una rejilla.


Receta adaptada del libro Dulce Pasión 2, de Sandra Plevisani.