Escoge la Tolerancia

 
Cada día que leo las actualizaciones en facebook -principalmente en páginas relacionadas a crianza o maternidad- al menos encuentro una acerca de una madre hablando de lo mal que otra madre hace por llevar a cabo cierta práctica concerniente a sus hijos.
Respiro profundo y trato de calmarme para no hacer algún comentario en ese momento, y sigo moviendo mi pulgar para ver noticias más positivas o que me saquen una sonrisa. Pero esto no es todo, lo peor es si tienes el coraje -o ser lo suficientemente tonta- para abrir los comentarios. Madres que se agrupan en contra de una, forzando sus puntos de vista a otra madre  que inocentemente dio su opinión, a tal punto que deviene el bullying. Lo más camuflado que podrías encontrar es algo así: "No quiero juzgar pero yo nunca lo haría porque...bla bla bla…"
¿Cuándo acabará?
Acabará cuando nosotros hagamos que acabe, cuando nos demos cuenta de que somos sólo madres que amamos a nuestras familias, madres con diferente educación, perspectivas y clases sociales, madres con diferentes historias y situaciones. Cuando nos demos cuenta que pensar diferente no está mal, por lo contrario nos abre el panorama, acabaremos con  este horrible cyberbullying entre madres. Así que cada vez que leas algo que no te parece, antes de comentar, respira profundo y pregúntate ¿en qué te afecta?
Qué pasa si inicio la alimentación de mis hijos con colados gerber o si quiero prepararle una papilla con alimentos orgánicos, ¿en qué te afecta?
Qué si le doy formula o si le quiero dar pecho hasta que tenga cinco años, ¿en qué te afecta?
Qué si utilizo una técnica para hacer dormir a mis bebés o si me levanto mil veces por la noche a calmar su llanto, ¿en qué te afecta?
Qué si decido quedarme en casa a cuidar a mis bebés o si decido ir a trabajar dejándolos con la abuelita, ¿en qué te afecta?
Qué si decido ponerlos al nido al año de nacidos o si los envío a la escuela a los cuatro años, ¿en qué te afecta?
Qué si mi niño nunca usará chupón o si lo usará hasta los cinco años, ¿en qué te afecta?
Qué si estoy embarazada de mi cuarto niño o si sólo me quedo con un bebé, ¿en qué te afecta?

Absolutamente en nada, las decisiones que tome no te afectan ni un pelo, así como las decisiones que tomas tampoco me afectan. Todos queremos lo mejor para nuestra familia y tomamos la decisiones buscando lo mejor que se nos acomode. Tengamos cuidado al comentar en algo que creamos que está totalmente errado, seamos inteligentes y empáticas. Y si se te cruza algo negativo por la mente, mejor no comentes. Estemos juntas en esto de ser madre y mujer, estemos unidas y brindémonos mutuamente palabras de simpatía y que nos llenen de coraje. Todas estamos peleando por la misma batalla: llevar una familia lo mejor que podamos. No tenemos que pensar lo mismo pero si hay un par de cosas que podemos escoger en común. Escojamos ser tolerantes,  escojamos estar unidas de corazón.