No te pediré perdón por muchas cosas mi pequeña.


Hay un hábito que a mi me parece terrible que existe en el ambiente en donde vivo y es el pedir perdón por todo.

Madres y padres han tomado la costumbre de pedir perdón por muchas razones por las que no deberían. Por ejemplo, si el niño no quiere comer en su mesita y quiere que la persigan por todos lados con la cuchara la frase es "perdóname, pero no puedes hacer eso", o si el pequeño quiere comer chocolates en vez de su comida, la frase es "perdóname, debes comer tu comida"

Al final, el mensaje se distorsiona, en mi opinión, porque el niño no recibe el mensaje de que no debe hacer eso por una buena razón, sino que mamá o papá están errados de alguna forma y por eso están pidiendo perdón. 

Naya se encuentra en una edad donde ya entiende muchas cosas, pero esta empeñada en todo se haga a su manera. Cuándo quiere "cake" o "cookies" yo le digo que no si es que no hay, si ya casi es hora de dormir y ya se lavó los dientes o simplemente no merece debido a su comportamiento o porque ya consumió  mucho azúcar y no tengo porqué pedirle perdón por mi decisión.

Y es porque no siento ningún tipo de culpa por no darle ciertas cosas a mi hija. Además, el que no reciba algo, no la va a hacer mas o menos feliz.

A veces siento que este tema de "crianza respetuosa" a veces va a los extremos. Porque si bien es cierto, es muy bueno considerar sus sentimientos y opiniones, no quiere decir que las cosas deben hacerse de acuerdo a lo que ellos quieren, sino a lo que realmente necesitan tener y saber. 

Yo pienso que por muchos años, nuestros hijos no sabrán que es lo mejor para ellos. Es nuestro deber enseñarles poco a poco la diferencia entre lo bueno y malo, entre querer y necesitar. Por eso si yo decido como madre a decirle que no puede tener un nuevo par de jeans costosos, no tengo porqué pedirle perdón, mas si tiene múltiple pares de pantalones en su cajón.

Ahora, si he causado un daño emocional o físico ya sea intencional o por accidente, es mi deber pedirle perdón a mi hija. Han habido ocasiones por los que he perdido la paciencia y no debí, o he golpeado a mi hija accidentalmente y me he terminado pidiendo perdón miles de veces, porque yo hice mal y fue mi culpa que haya actuado de esa forma. 

Esta es una batalla que vivo hasta en casa. Porque mi esposo, el american anda pidiendo perdón por todo. Yo entiendo que eso viene desde casa, es un tema cultural pero es algo que debemos evitar por el bien de nuestra hija. Para mi, es equivalente a decir "no es con afán de ofender" y boom! te lanzan una que es realmente ofensiva jajaja. Es decir, se convierte en una frase para cubrir lo que realmente quieres decir.

Para terminar, cada día siento que decir que NO, se vuelve mas difícil. Y es porque Naya ahora insiste más sobre las cosas que quiere, para eso yo debo ser aún mas disciplinada y hacer que mi NO SEA NO y que mis PROMESAS SE CUMPLAN. De esa forma mi hija sabrá que soy una mujer de palabra y soy muy sincera y transparente con ella y no siento culpa alguna por no permitirle hacer cosas que siento que no son para su bien. 

Nos vemos en la próxima publicación!

bye bye girls!