Mountain Daddy Nate


Estamos en otras épocas. Antes los papás eran lo que solamente trabajaban para traer el dinero a la casa y mami era la que criaba a los hijos - incluso si ella trabajaba también - era quién se tenía que levantar en las madrugadas si el bebé se levantaba llorando hambriento o enfermo.

Pero ahora, muchas cosas han cambiado y lo digo porque lo vivo en casa. Quiero presentarles a Mountain Daddy aka mi esposo Nate. En casa, Naya y yo le decimos de "honey, Nate, chino, hermoso, etc. etc." y cuando digo Naya y yo me refiero a que ella tambien le dice "Nate", la mas irrespetuosa. 

Yo siento que Mountain Daddy Nate, es uno de los hombres que ahora hay muchos en el mundo. Porque es un papito que no sólo trabaja para darnos de comer y poder tener un hogar y abrigo, sino que también, como muchos papitos en el mundo, regresa a colaborar con mami con las tareas del hogar o se encarga de atender a su hijita. 

Mountain Daddy es un papá que no tiene límites en cuanto a su rol como papá. El no me "ayuda" a cuidar a Naya, sino que sabe que es parte de sus responsabilidades, la crianza y cuidado de nuestra hija. Este daddy cambia pañales, baña a su hijita y si tenemos que salir, alista a su pequeña y la pone bonita mientras mami se maquilla y peina también (porque al final, lo unico que él tiene que hacer es peinarse, cambiarse y ponerse el perfume). 

Este papito, no tiene vergüenza a nada. Si su niñita quiere cantar en público, él será el primero en gritar bravo!  y si ella quiere ir a bailar en medio del restaurant, él lo hace.  En casa, se deja poner ganchitos y permite que le echen maquillaje aunque jamás se lo haya permitido a la mamá. Pero lo mas lindo, que hasta ahora he podido admirar, es cuando Mountain Daddy responde al pedido de su hija para pintarle las uñas y lo hace con amor y mucho cuidado para que ella tenga las uñas mas bellas

Gracias a Mountain Daddy, puedo hacer otras cosas y hasta puedo dedicarme tiempo a mi misma. Ahora que estoy embarazada, me siento mas cansada y quiero dormir temprano, y por él he podido ir a la cama un par de horas antes de que él venga a recostarse a mi lado. Además, gracias a él puedo salir con mis amigas o puedo ir a ver una película sola o hasta que me hagan un masajito o las uñas. 

Por este daddy, puedo enfermarme. Porque sé que si soy inútil por un par de días, él va a cocinar, limpiar y cuidar a nuestra hija igual como lo hago yo. El es un hombre muy capaz y ambos amamos a nuestra hija tanto que hacemos lo posible para cumplir sus necesidades si el otro se encuentra ausente o estamos funcionando menos -ajaja-

Así como Mountain Daddy Nate, hay muchos papás en el mundo. Como comencé diciendo en esta publicación, el mundo es ahora un lugar diferente, donde los padres se encuentran mas involucrados y concientes de que su papel en la crianza de los hijos y del cuidado del hogar, es muy importante.

Nate, no es el primer hombre a quien he visto salir a la calle solo con su hija. Como él, he visto a papitos haciendo el mercado o llevando a sus hijas (os) al parque y es muy hermoso ver eso. 

Yo sé que hay todavía padres que siguen considerando que muchas labores pertenecen solamente a la mamá. Pero si nos sentamos a hablar y comenzamos a acordar sobre las responsabilidades compartidas que van a tener que existir como pareja, ambos van a poder sobrellevar su día con niños pequeños mejor que, si sólo uno carga con todo el peso. Total, los dos han formado parte en la creación de este pequeño ¿verdad? ¿porqué parar ahi?

Hoy quise honrar a papitos que como mi esposito dan todo por su familia. A todos esos papitos ¡SON LO MAXIMO! sus hijitos aprenderán de su ejemplo y seguirán el legado de ser grandiosos esposos y padres y sus hijitas buscarán un esposo que las amen y respeten tanto como lo hicieron sus papitos.



¡Que tengan una linda semana!