Temores y Miedos


Después de varias noches en las que la bebé se despierta bordeando las 4 de la mañana o durmiendo entre cortado, levantándose a cada rato llamando a su mamá solo para confirmar que esta ahí nos ha llamado la atención. Esto es algo que ya no sucedía muy a menudo, solamente se estaba despertando por hambre o por frío pero ahora creo que es por una razón muy diferente, creo que es por temor o por miedo. Tanto así puede afectar esto de una forma tan fuerte en un niño que nuestra bubu ha vuelto a dormir en el cuarto con nosotros, ya no quiere estar en su cuna y prefiere dormir a nuestro lado.

Investigando un poco encontré algunas teorías del porque un bebé de casi 2 años podría estar sufriendo de pesadillas o de algo parecido, las conclusiones se repiten y el enfoque es el mismo, hay dos cosas que resaltan entre las demás posibilidades y que podrían ser las causas de estas despertadas en la madrugada. Lo primero es el temor al abandono y lo segundo es el temor a la oscuridad, de repente existen otras razones diferentes pero las que al menos nosotros creemos son estas. Adicionalmente pensamos que ya está empezando a soñar o a tener pesadillas y también creemos que cuando en el nido tiene algún altercado donde existe la posibilidad de caerse o de hacerse daño o de que alguno de sus compañeros la haya tratado con un poco más de brusquedad también podría afectar su sueño, el termino de esta asustada o la han ojeado y hay que pasarle el huevo suena muy a menudo, son creencias que algunas personas aún mantienen y aun practican. Digamos que no soy muy creyente de este tipo de cosas pero tampoco es que me cierre completamente a ellas.

De las cosas que estuve leyendo, sobre todo el tema del temor al abandono, se ve bastante desde que empiezas a llevar a tu hijo a una guardería o nido, el miedo a que no regreses a recogerlos aun lo tienen bien marcado, casi hasta en los huesos, y no es que sea un problema, es algo que con el tiempo va evolucionando, van aprendiendo, para un bebé pequeño el tiempo no existe, para ellos unos minutos o unas horas son lo mismo, si le dices que vas a regresar por ella en unas horas o en unos minutos es exactamente lo mismo, ellos solo quieren verte llegar. Peor se ponen si los dejas con alguna de sus abuelas, pueden llegar a privarse en llanto y no es que este mal, recién están aprendiendo y están reaccionando de la manera más natural.

A nosotros nos pasó algo de esto cuando la bebé tenía poco menos de un año. Quisimos ir al cine, era un sábado por la tarde, habíamos dejado a la bubu en el departamento de mi mamá y la habíamos dejado dormida así que pensamos que podríamos tener una buena cantidad de horas a nuestro favor, que equivocados que estuvimos, a las justas llegamos a comprar algunas cosas a Plaza Vea, habrá sido una hora o un poco más hasta que mi mamá nos llamó por teléfono porque la bebé se había despertado preguntando por su mamá y no paraba de llorar, no había forma, así que tuvimos que dar la vuelta regresar. Las horas luego de eso fueron serias, la bebé se resintió con nosotros y yo no sabía que un bebé podía tener un resentimiento tan fuerte hacia sus padres. Eso duro unos cuantos días pero se notaba que era más hacia mí que hacia Mary, imagino que eso era porque yo pasaba más horas fuera de la casa.

Lo otro es que nosotros como padres también tenemos nuestros miedos, sobre todo cuando dejamos a la bebé en una casa diferente o se queda en nuestra casa con alguien cuidándola, siempre nos preguntamos si es que la bebé estará bien, si seguirá dormida, si estará llorando, hemos salido solos a dar una vuelta y ya estamos pensando en llamar para ver cómo van las cosas y ni siquiera han pasado 30 minutos. Imagino que son temores con fundamento, más aun si somos padres primerizos, ¿o estoy mal?

¿Y ustedes también han pasado o están pasando por esto? Cuéntenme y comparemos notas.