¿Remolinos en la cabeza?


Luego de haber dado a luz por cesárea a las 38 semanas y media me invadieron mil dudas respecto a la salud de mi bebé, enfermedades que podrían aparecer a los meses de nacido o algún tipo de infección, aparentemente los resultados en las ecografías eran muy favorables sin embargo siempre queda la duda y este temor que nos invade del que pasará después sobre todo si son padres primerizos al igual que nosotros.  En fin así, soy yo. Trágica y psicótica.

Gracias a Dios mi peque nació con buen peso y sin problemas a pesar de haber sido una cesárea algo traumática porque empezaron a empujar desde mi tórax para que Piero pueda “salir”, cosa que en su momento me alarmo bastante y según mi esposo que estuvo presente en sala de operaciones (y que también es cirujano) me comentó que la incisión inicial fue pequeña  y al ver que el bebé no podría salir tuvieron que cortar un poco más. Se imaginan.

Una vez que llegue a mi habitación y con los sentimientos a punto de estallar, recibí a mi bebé en mí regazo y finalmente puede darle de lactar un poquitín de calostro, ver su carita tan redonda, sus ojos chinitos al mismo tiempo pude ver que se asomaban dos remolinos por su cabeza, como era de esperarse y conociéndome….pregunté y pregunté  hasta que mi mamá me comentó que ella también los tenia,  sin embargo yo quería más información y no fue hasta llegar a  casa y leer algunos artículos sobre el tema y cruzar información  con mi suegro especialista en neonatología, afirmándome que no había problema y que no era indicador de alguna enfermedad.

Así mismo se han realizado estudios sobre los remolinos del cuero cabelludo para conocer su origen. Se sabe que el cerebro se forma a la vez que la piel y el pelo, forman parte de la misma estructura embriológica, y los expertos afirman que los remolinos en el pelo son genéticos. También sugieren ciertas relaciones sobre las que me gustaría conocer nuevos estudios que las re afirmaran, como que dependiendo del sentido del remolino si es zurdo o diestro o que los niños que tienen más de un remolino suelen ser hiperactivos, e incluso los han relacionado con el comportamiento y el lenguaje. Mi hijo por ejemplo un remolino va en sentido a las agujas del reloj y el otro en sentido contrario y casi al año nos dimos cuenta que era 100% zurdo y no hemos tenido problemas al respecto, es un niño que se desenvuelve muy bien, escribe su nombre a la perfección, le gusta repasar el abecedario, está identificando las consonantes. Bueno y no lo digo yo, lo dice la miss del nido. También  se dice que en las culturas antiguas cuando los niños nacían con dos remolinos eran considerados seres con una conexión entre el plano físico y espiritual pero claro, no encontré más al respecto. 

He tenido más complicaciones al momento de peinarlo, el cabello se desordena en el acto y tengo que andar con un peine y con gel bajo el brazo pero nada del otro mundo. Con un poco de paciencia y buen humor todo se logra.


Espero puedan contarme sus experiencias respecto al tema.