¿Cortarle o no cortarle el cabello a los bebés?




Una de las cosas que más cuido es mi cabello y como tengo una niña, era de esperarse que con ella fuera igual. Sinceramente no recuerdo si me cortaron el cabello de bebé, pero lo que si recuerdo es que cuando tenía 5 años, mi cabello era larguísimo! Yo lo amaba a pesar de solo tener 5 años. En esa época, como no tenía roche alguno, me pidieron que haga solita una imitación de Daniela Romo, una cantante muy popular en esa época cuya característica principal era su larga cabellera. Así que me hicieron mi traje de rumbera y salí a bailar "Todo, todo, todo" (asu! ya me sentí bien vieja porque seguro que la mayoría ni sabe de quien hablo). A los meses, mi mamá tomó la drástica decisión de cortármelo chiquito! Así que pasé de tener mi cabello largo cual Rapunzel morena a ser un niño. Sí, un niño porque así me decían mis compañeritos crueles y sin filtro alguno! Por esto, fue que decidí que nunca haría algo tan drástico con mis hijos.

Cuando Anto nació era muy evidente que ella casi no tenía pelo, así que los comentarios no se hicieron esperar. Y es en ese momento que me entero de varios de los mitos que hay respecto al tema del corte. Me decían que debía cortarle sus pelusitas para que le creciera más cabello pero como estábamos en pleno invierno no estaba segura de hacerlo o no, pues sabía que la cabeza era como su termostato ya que ayudaba a regular la temperatura en su cuerpo, así que no estaba segura de que fuera la decisión correcta. Luego, cuando su pelito empezó a cambiar y dejaba todo en las almohadas y sábanas, empezaron nuevamente a "sugerirme" que le corte era lo mejor pues era más limpio. La etapa no fue muy buena (estéticamente hablando) porque mi pioja terminó con una parte de la cabeza medio pelona pues como estaba recostada la mayor parte del tiempo, justo la parte que chocaba con la sabana terminó como rapada antes que el resto de su cabeza. Recuerdo que el comentario más radical que recibí fue "Rápala, yo lo hice con mis 2 hijas y ahora tienen su cabello grueso y fuerte". Solo de imaginarme a Antonella sin un solo cabello es un pequeña cabecita me daba cosas, encima en pleno invierno!!! No, no hay forma! Lo descarté por completo!

La verdad de todo es que Anto ahora tiene 2 años y 4 meses y tiene su cabellito más largo y hermoso. Creo que esta tal y como debe estar. De haberle cortado el cabello siento que me hubiera terminado arrepintiendo, siento que las cosas se deben dar de manera más natural, igual su cabello creció y ella sigue igual de feliz que siempre.

Y ustedes, ¿ya les cortaron el cabello a sus peques? ¿Qué tal la experiencia? ¿Les costó decidirlo?