Mi lugar favorito en el mundo


Hace ya algunas semana atrás, estábamos mi esposo, mi hija y yo, sentados a la mesa almorzando y entre todas las cosas que hablamos, así como jugando, comenzamos a preguntarnos, entre nosotros, cuáles  eran nuestras cosas favoritas, nuestro plato favorito, nuestro color favorito, etc, etc, cuando en eso Francisco, mi esposo, le pregunta a mi hija: Ana Paula ¿Cuál es tu lugar favorito? La verdad yo esperaba que ella le contestara algún lugar en específico, algo como los juegos del parque, la playa, el nido o la casa, pero no fue así, ella fue más allá y su respuesta nos dejó mudos por unos segundos, ella contestó: Juntitos los tres… Y hasta el día de hoy esas palabritas dichas por mi hija resuenan en mi corazón, esa sola respuesta encierra tanto significado.

Creo que si esa pregunta me la hubieran hecho a mí, en un primer momento y sin pensarla, de repente hubiera dicho: “relajándome en una playa paradisiaca, o en algún lugar de ensueño o incluso mi cama”,  pero si me pongo a pensarlo bien, no hay lugar en el mundo que prefiera más, en el que sea más feliz que con mi esposo y mi hija, disfrutando de las pequeñas cosas, paseando en el parque, de paseo a algún sitio, jugando juntos o simplemente en la sala de la casa viendo películas y comiendo canchita, lo que no quiere decir que vayamos a estar pegados como chicles todo el tiempo, pues naturalmente habrán momentos que nos encontraremos en distintas actividades. Sin embargo, aunque podría estar en distintos sitios, visitar y conocer lugares mágicos, hasta adaptarme a una ciudad distinta, le doy la razón a mi pequeña, nuestro lugar favorito, nuestro lugar feliz, es más especial que eso, es el hogar, somos nosotros, aquí o en la china.


A veces podemos confundir fotos de paraísos turísticos, paisajes maravillosos, como lugares donde seríamos felices por siempre, sin embargo, puedes estar en el sitio más hermoso del planeta y ser la persona más desdichada  y puedes estar en el lugar más sencillo y ser inmensamente feliz. Cuando mi hija nos dio esa respuesta, descubrí lo importante que es para un niño tener a su familia unida, es lo que los hace felices, no tanto los lugares a los que los llevemos, sino estar con papá y mamá, con aquellos que ama, aunque no todo sea perfecto, y tengamos momentos en que no todo sale bien, es mi anhelo que nuestro hogar siga siendo eso para ella, su lugar favorito, donde se sienta feliz, amada, donde se sienta segura y para que eso suceda, nos corresponde a nosotros como padres velar porque así sea, amándonos y respetándonos, dedicándole tiempo a la familia, enseñándole con el ejemplo, cuidando este tesoro que Dios nos ha dado, este regalo de tenernos, de ser una familia. Estoy convencida que no importa en qué lugar súper lindo esté, pienso lo mismo que mi hijita, mi lugar favorito en el mundo existe y ese es dónde sea que estemos juntitos los tres.