Mamá 24/7


Desde pequeña pensé en ser una mamá las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Siempre dije: "Me dedicaré 100% a mis hijos y me encantará. No voy a querer trabajar en nada más." 
¿Y cómo es la vida, no? Hoy día me encuentro fuera del Perú, sin ayuda alguna y soy una mamá las 24/7. Pero no es como me lo imaginaba. Es mucho mejor y es mucho peor también jaja. 
Un bebé es lo más cansador que he tenido en toda mi vida! ni siquiera amanecerme estudiando me cansaba TANTO como criar a Iker. Pero es que no es solamente criar (que es lo más complicado y también lo más hermoso de ser mamá), sino también es jugar, es alimentar, es cambiar pañales, es limpiar, es hacerlo dormir, es entretenerlo, es enseñarle, es hablarle, es ponerle música, leerle cuentos, hacerlos reír. Es todo un conjunto de actividades que en 24 horas... te cansan. 
Un bebé es lo más divertido que he tenido en toda mi vida! ni siquiera cuando salía a bailar, me divertía tanto. Iker es la personita más graciosa y divertida que he conocido. Me hace reír un montón; sus ocurrencias, sus curiosidades, sus muecas son tan deliciosas que me hacen pasar un día súper alegre. 
Un bebé es lo más estresante que he tenido en toda mi vida! jaja si... suena horrible, lo sé. Pero es verdad. Cuando estoy muy cansada y solamente quiero cambiarle el pañal y ya, irme a dormir... pero Iker no se deja y se da la vuelta y llora y grita  es muy estresante. 
También pasa cuando quieres que coma todo y él no quiere comer nada o porque ese día no le gusta la comida o porque no tiene ganas -nosotros practicamos el baby led weaning y es divertido pero a veces solamente juega entonces tenemos que estar ahí con el jugando pero haciéndole comer y a veces, solo a veces NO quiere por nada del mundo jaja y... es estresante :). A veces esta con tanto sueño y pienso: "yeee por fin!" y nos vamos a la cama y le doy leche y YO termino adormecida y en eso... BOOM! se despierta super activo... waaaa es muy estresante :( jaja.
Un bebé es un reto enorme. Es el reto más grande que he tenido en toda mi vida. Desde que supe que estaba embarazada empezó el reto. ¿Cómo cuidarlo? ¿Cómo criarlo? ¿Cómo alimentarlo? ¿Cómo demostrarle todo el amor? ¿Cómo ser un buen padre? y hay miles de preguntas más que salen y salen desde ese primer momento hasta ahora... y me imagino que siempre estarán ahí porque cada etapa es nueva para nosotros los padres.
Este reto lo asumimos sin darnos cuenta, cuando tenemos a nuestro bebé en nuestros brazos. Lo miramos y empezamos todo así como así. Como si ya supiéramos de qué se trata. Es asombroso! porque empezamos a alimentarlos, a amarlos y a todo como solo el instinto de padres te deja hacerlo. Es verdad que si necesitamos leer sobre algunas cosas y sacarnos dudas, pero todo fluye. Fluye de verdad y es a veces (solo a veces) más fácil de lo que nos imaginamos. 
Ser una mamá las 24/7 es lo mejor que me ha pasado en toda mi vida! me saca lo mejor de mi día tras día pero también lo peor jaja. Mis días son una montaña rusa constante; desde que me despierto hasta que me acuesto. Estar con Iker me hace conocerme a mi más porque cuando tengo que tomar decisiones para con él, tengo que tener muchas cosas claras sobre la crianza y lo que quiero transmitirle y enseñarle.  A veces es frustrante, lo es cuando uno tiene expectativas de hacer algo más que solo estar con su bebé. Me pasa cuando quiero escribir, cuando quiero leer, cuando quiero avanzar algo de algún trabajo y NO puedo hacerlo como me gustaría hacerlo. Esta es la parte difícil de ser mamá todo el día. Saber manejar estas emociones para siempre estar bien con Iker y, estar bien me refiero a estar con todas las energías puestas para cuidar de él, es una tarea difícil. 
Son detalles que solo los pasamos cuando nos toca vivirlo; antes... solo ves el lado mágico de ser una mamá las 24 horas del día (al menos era lo que yo veía en mi mamá y me encantaba). 
Ser una mamá las 24/7 es muy inspirador. Estoy segura que todos los que nos ven haciéndolo y siendo una mamá sin parar, nos admiran porque no es así de fácil. No tener ayuda en ningún momento es difícil, es cansador, es agotador, es DIFÍCIL jaja pero es muy bien recompensado. Al menos hasta ahora, mis ojeras me hacen ver más bonita porque solo con saber que Iker es un bebé feliz, pleno, dichoso, amante de la vida y que yo estoy participando de eso día a día... hace que lo agotador y tedioso se quede en el olvido.
Tengo que admitir que no me imaginaba cómo sería serlo. En Lima tenía ayuda en la casa y encima, tenía a mi mamá! que me ayudaba MUCHISÍSIMO con Iker todos los días. Ahora... si estoy yo sola con él. Entre mi esposo y yo estamos haciéndolo todo y es un reto tan grande que hasta como familia nos está marcando. ¡Pero, qué bonito poder hacerlo juntos!

Todas las mamás que están pasando lo mismo que yo, no se den por vencidas y aprovechemos para darnos apoyo mutuo. Porque solo nosotras sabemos lo agotador que es y, lo bonito está en compartir estas emociones que tenemos con mamás que también estén en la misma onda. De esta forma, nuestras energías podrán canalizarse y ser renovadas.