Cómo limpiar los juguetes de los niños



Me acuerdo cuando mi pequeño aún era un bebé, yo quería hervir todo en lejía. Juguete que agarraba, juguete que terminaba en una sesión exhaustiva de limpieza profunda. Me volví algo loca por limpiar, hasta que el doctor me hizo entrar un "poco" en razón.

Me dijo: señora, usted no puede colocar a su hijo en una burbuja, déjelo jugar en paz y relájese.

Me dio unos cuantos tips que hoy comparto con usted para que no se vuelva tan locas como yo:

-Antes de comprar un juguete a tu pequeño asegúrate de que el mismo pueda limpiarse de manera fácil. Los de plástico son más fáciles que los de tela ya que estos últimos no se pueden lavar a diario. Usualmente en las etiquetas se encuentran las instrucciones de limpieza.

- Para su limpieza no debes utilizar ningún tipo de producto químico corrosivo, como la lejía, pues esto podría ocasionar alergias.

- Luego de las horas de juego lava los juguetes con agua y jabón, restregando suavemente con el fin de eliminar cualquier residuo, después sécalos con una toalla limpia.


- Evita el uso de toallitas húmedas antibacteriales para limpiar los juguetes, pues aunque hacen el proceso más simple la verdad es que pueden contener sustancias tóxicas para el pequeño que usualmente se meten todo a la boca. 

Son simples y rápidos. A medida que crecen, ellos mismos pueden ayudarnos a limpiarlos. Y finalmente hay que recordar, como me dijo el pediatra, limpiar como prevención y no sin razón jajajaja.

Besos,
Fuente de foto: blog.helpling.es