Nunca es tarde para agradecer a mamá


Cuando tu madre te decía "Espérate que tengas tus propios hijos..." nunca te sonó a una amenaza. Pero ahora que eres mamá y sabes lo que significa entiendes perfectamente a lo que se refería y los sacrificios que hacemos por amor a nuestros hijos. Sería ideal que hagamos un inventario de todas las cosas que hicieron por nosotras y darles las gracias pues mejor es tarde que nunca ¿verdad? ¿No sería lindo si en algún momento nuestros hijos también lo hacen?

Yo he hecho mi lista (una nueva, ahora que soy madre), y estas son las 10 cosas por las cuales agradeceré a mi madre con un poco de retraso:

1. Gracias mamá, por vivir de mis sobras, y comer la zanahoria que intentaste darme y yo con mi paladar sofisticado a prueba de vegetales me rehusaba a comerlo.
2. Gracias mamá, por sacrificar usar tu ropa favorita, y en vez de eso, usabas lo que tenías a la mano, mientras tu mejor vestido yacía en el fondo del closet. ¿No ibas a usar tu linda prenda para llenarla de chanchitos y restos de leche, verdad?
3. Gracias mamá, por pasarte los fines de semana lavando. Pasar horas escogiendo la ropa según el color. La blanca tenía que ser a mano con agua caliente y jabón de pepa. Y la ropa de color en la lavadora que a duras penas funcionaba.
4. Gracias mamá, por las noches interminables que me apapachaste pues despertaba queriendo tenerte cerca. Sin importar que al siguiente día tenías que levantarte a las 5am para ir a trabajar en el colegio fuera de la ciudad.
5. Gracias mamá, por pasar horas en la sala de emergencia del hospital. Miles de horas en el pediatra. Millones en el dentista (creo que esa fue una de las razones por las cuales decidí estudiar odontología).
6. Gracias mamá, por permitirme dormir abrazada a ti cuando se me antojaba (hasta vieja).  Sin pensar que se te adormecería el brazo o que quisieras cambiar de posición porque estabas incómoda.
7. Gracias mamá, por darme la leche con tanto amor, y yo que la odiaba pero tú me decías: "Como agua hijita, tómalo como agua"
8. Gracias mamá, por no hacerme sentir un fenómeno al seguir orinándome en la cama hasta los 7 años de edad. En vez de eso buscabas las posibles causas del porqué estaba pasando y me llevaste con los especialistas.
9. Gracias mamá, por tirarte las tardes dándome de comer, cucharada por cucharada. Ya no funcionaba el avioncito, ahora mencionabas a todos mis tías, primos, hermanos y al final me dabas la cucharada que correspondía a ti. Pillina, sabías que lo único que esperaba es esa cucharada. 
10. Gracias mamá, porque cuando las hormonas se me subieron a la cabeza, me perdonaste cuando fui respondona y altanera.

Son millones de gracias por todo lo que hiciste por mí, y por lo que haces hoy. Me apoyaste en la locura de alejarme de todo y de todos en busca de mi felicidad. Estuviste conmigo cuando tuve a mis mellizos, me cuidaste y me hiciste sentir que era una vez más tu niña vulnerable pero al mismo tiempo me dabas la fuerza para convertirme en una roca fuerte para cuidar a mis hijos. Nunca me cansaré de decírtelo mami: Te amo con todo mi corazón y eres quien me inspira a ser una mejor persona.


No dudes en hacer tu propia lista y decirle a tu madre frente a frente y luego darle un gran abrazo si tienes la suerte de tenerla cerca a ti. Si la tienes lejos como yo, o si tu mami no está contigo físicamente, pues dale un abrazo imaginario… el amor de una madre es tan fuerte, incondicional e infinito que ella aparecerá en tus sueños para darte ese abrazo, te dirá que todo lo que hizo fue porque te ama  y te dará la paz que siempre te la dio cuando estaba contigo  ¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!