¿Cómo sobrevivimos al primer paseo del nido?


Para los no han leído mi travesía en el parque de las leyendas, y cómo al final lo disfruté, a pesar de ir SOLA con mis maletotas y Brianna, invito a leer también “El primer paseo del nido
Bueno, aquí van unos tips que me sirvieron para no tirar la toalla a mitad del recorrido, y algunos que aprendí ese mismo día.

1.     Organízate con días de anticipación. Casi siempre para este tipo de paseos de excursión, la dirección te aviso con semanas hasta un mes de anticipación. Algunas mamis súper organizadas seguro saben lo que llevarán y lo que desde entonces. Pero si eres como yo, que crees que falta un montón, y cuando menos te das cuenta el paseo es en unos días, mi recomendación es hacer una lista con la ropa que se pondrán, las cosas que llevarás, la comida que prepararás y el número de maletas o bolsos que cargarás.
2.     Lleva mochila y ropa cómoda. No lleves bolsos con una asa, que no te permitirá usar tus dos brazos. Con los chicos corriendo por todos lados, necesitarás todas las extremidades para cogerlos o correr detrás de ellos. Créeme. Yo escogí una ropa deportiva, zapatillas de running y una cola alta. A mi parecer no era el lugar, ni el momento de modelar. Un maquillaje suave, como para no asustar a los niños con mi cara de zombie por la mañana, y listo.
3.     Sé cuidadosa con la comida que llevarás. En mi caso preparé arroz chaufa la noche anterior. Una comida sin cremas, leche o ensaladas con limón, es lo más recomendable. Escoge un taper resistente, pero que no pese mucho. Lo mismo en el caso de la bebida. Bri y yo llevamos agua en dos botellas con tapas anti derrames. No lleves jugos, o bebidas de frutas que podrían fermentarse.
4.     Lleva un paquete de toallitas húmedas. No unos cuántos, un paquete entero. No saben cómo se ensucian los niños, y más aún en lugares donde hay tierra y animalitos. Me pasé limpiándole las manos cada 20 minutos. En cualquier momento podría meterse a la boca, y con lo sucia que estaba seguro le daba alguna infección. Mi mejor aliado fueron las toallitas, escoge unas que no sean jabonosas, y resistentes.
5.     Evitar llevar juguetes. Esta recomendación es importante si no quieres andar cargando de más. Yo le llevé una muñequita, gracias a Dios pequeñita, con la que siempre juega en casa. Ese día ni la miró. Estaba muy entretenida jugando con sus amiguitos. Además, puedes comprar algunos de los recuerdos que venden adentro del parque. Como los típicos monitos con sonido, las jirafas inflables, o si tu niño es como Brianna, escogerá una pelota de Pucca en vez de todos los lindos muñecos de animales que vendían :( jajaja.
6.     Lleva siempre una muda de emergencia. Es básico ya que son niños y pueden ensuciarse, mojarse, o embarrarse con algo. En algunos nidos piden que los niños vayan uniformados para que no se separen y evitar que se extravíen. Pero al final del paseo, la mayoría de los padres cambiaron a sus niños. Todos estaban con el buzo de color marrón y plomo, y el color normal es azul y amarillo.
7.     Prepara tu celular o cámara fotográfica. Como les conté no pude tomar muchas fotos, ya que manos me faltaban, pero si pude captar algunos momentos con el celular, el cual cargué toda la noche, y bajé las fotos en la laptop para no tener inconvenientes de "memoria llena". Además, si tienes un Monopod, es el momento de usarlo y tomarte selfies con tu hijo donde se muestre el paisaje. Si aparte del celular, llevas alguna cámara fotográfica o alguna semi profesional, tu fotos quedarían perfectas! La luz natural, el paisaje, los animalitos y la sonrisa de tu pequeñín harán de esos recuerdos inolvidables.

Espero que estas recomendaciones les sirvan de mucho en sus próximos paseos. Yo las aprendí en esta primera excursión. 


Les reitero que lo más importante no es todo lo que has tenido que soportar en el paseo, sino todo lo que ganaste de él. Vi reír a mi hija como nunca antes, interactuar y jugar con otros niños. Conocimos juntas animales, y creamos recuerdos entre las dos. ¡Un día inolvidable!