¿Se puede mezclar la Crianza Respetuosa y “enseñar” al bebe a dormir?


Odio las etiquetas. Pero entiendo que algunos tipos de crianza tienen que tener un nombre para saber de qué se trata. Como la tan famosa "Crianza respetuosa". Nunca me sentí una outsider en mi vida hasta que comencé a leer acerca de tipos de crianza.  Ahora que tengo a mis mellizos creo que no encajo en ningún lado.

Me siento estigmatizada con este tema. Soy de las pocas mamás que ha "entrenado" a sus bebes para dormir, o quizá de las pocas que lo admite. Pero lo entiendo, es un tema para tocar con pinzas, pues si hablas sobre este tema se te viene un ciberbullying como a mí me tocó vivirlo en mi blog.  A pesar que conté mi experiencia  con toda honestidad, sin promover esta técnica que la pediatra me recomendó modificarla, solo describí paso a paso lo que hice.  Nunca pensé que me ganaría tantos "enemigos anónimos" que quieran hacerme sentir menos madre por no "amar" a mis niños como ellos lo hacen, pues ellos no los dejarían llorar ni 5 minutos. Definitivamente hay temas tabú que no se pueden tocar en internet. 

Y me pregunto a estas alturas, ¿quedaré marcada de por vida por haber utilizado tres días este método?, tres días en los que está demostrado científicamente que no hay daño cerebral (la ciencia demuestra que se producen lesiones en las conexiones nerviosas cuando el estrés vivido es por largos periodos). Obviamente ya no puedo pertenecer al grupo de los que crían "con respeto y apego" ¿Significa que estoy siendo irrespetuosa con mis hijos?¿Pero en qué se basa la crianza con respeto?

Según el conocido pediatra español Carlos González, la crianza respetuosa se basa en no tener miedo a demostrar a los hijos lo mucho que los queremos, abrazarlos, hacerles caso, consolarlos cuando lloran, pasar mucho tiempo juntos y entenderlos, "respetar que unas cosas les gustan y otras no, que son personas y tienen personalidad, que no se les puede gritar, humillar o ridiculizar".

Los principios de la crianza respetuosa podrían resumirse en cuatro aspectos fundamentales:

1.      Horizontalidad: tratar a los niños como a iguales. No hacer al niño lo que no nos gustaría que nos hicieran.
2.   Empatía: ser capaces de sintonizar con el alma infantil de nuestros pequeños, reconocer y valorar sus necesidades auténticas sin degradarlas a la condición de capricho.
3.       Ser responsivos de inmediato y sostenidamente ante las necesidades, sentires y expresiones del niño.
4.       Límites y disciplina razonable, no punitiva, flexible, democrática, humanizada, respetuosa de los derechos del niño.
Puedo decir que he desaprobado en el tercer punto. Aunque nunca abandoné su habitación, no respondí al llamado de mis bebes al momento de enseñarles a dormir. Yo podría debatir aquí si mis niños aún así han formado una saludable relación con nosotros sus padres o no. Pero no estoy aquí para debatir acerca de la filosofía o teoría de la Crianza Respetuosa. En mi caso hago cualquier cosa que promueva relaciones saludables y positivas, encontrando lo mejor que funcione para mí y mi familia. Y como en todo balance que hago (no me gusta los extremos por ejemplo como comida rápida un par de veces al mes), no me sorprende  seguir algunos principios de crianza respetuosa y otros no.


Es por eso que me parece que clasificar a cada familia en diferentes tipos de crianza puede resultar útil pero también muy problemático. Pues cada padre tiene un modo de crianza ligeramente distinto que lo hace único. El mensaje que quiero dejar aquí es no dejarse llevar por las voces de juicios de gente que a veces ni conoces, escúchate a ti misma  y a tus necesidades sin enfocarte en lo que otros pensarán de ti o cómo ellos te juzgarán. Sigue tu propio instinto sin importar si encajas o no en cierto tipo de crianza. ¿Qué puedes mezclar distintos estilos de crianza? ¡Por supuesto!, haz lo que funcione para ti, como padres primerizos nos esforzamos y presionamos a nosotros mismos para encajar en una cierta categoría al 100%, pero la realidad es que tenemos que mezclar diferentes estilos porque los bebes no vienen con instrucciones, no podemos simplemente leer y hacer lo que se indica. Cada niño es diferente y debe ser amado y cuidado en la manera que sea perfecta para él.