El “sex reveal party”



[Recordando el anuncio de sexo de la princesa]

Celebrar el primer añito de mi gorda me hizo recordar cuando nos enteramos que era una niña quien estaba en mi vientre.

Como ya les dicho, ferviente fan de pinterest y loca con los detalles, quería hacer algo especial luego de esa tan esperada ecografía.

En Francia, se acostumbran tener solo 3 ecografías de control, una en cada trimestre. Entonces, yo sabía que durante la segunda ecografía tendríamos confirmación del sexo y no me imaginaba llamando a cada familiar y amigo o enviar un simple mensaje de texto contándolo. Por ese motivo decidí hacer una reunión en casa para contarles a todos nuestros amigos cercanos y una sorpresa a distancia para la familia en Perú.

EN PARÍS

Para revelar el sexo de mi bebé decidí tener una torta color blanco con relleno de color y eso anunciaría si esperábamos una niña o un niño.

No se acostumbra hacer este tipo de reuniones en Europa así que encontrar una pastelería que siga con mi capricho de hacer una torta con relleno color rosado o celeste según el resultado de la ecografía parecía misión imposible, sobretodo porque no se estila usar colorantes artificiales y se rompían la cabeza pensando cómo hacer el interior color celeste si me tocaba niño.

Felizmente, la cuñada de una amiga trabajaba en una pastelería que, coincidencias de la vida, se llama EVA y ellos accedieron a hacer mi pequeño antojo de torta. Un amor de gente, ¡hicieron dos tortas! Puesto que mi ecografía era un viernes a las 2pm y el chef pastelero solo trabajaba hasta la 1pm y la reunión era el día siguiente. Unos verdaderos ángeles para una mujer embarazada.

Ya con una pastelería que aceptara preparar la torta pudimos organizar la reunión que tanto queríamos e ir a la ecografía con toda la emoción y esperando que podamos ver de todas maneras el sexo. ¿Y qué paso? ¡No se dejaba ver!

Otro ángel la matrona que nos hizo la ecografía porque no solo chequeo que todo esté bien sino que esperó a que nuestra princesa se voltee y para esto tuve que salir a caminar, ir al baño, comer chocolate, ponerme en cuatro patas.hasta que ¡por fin! ¡C´est une fille, Es niña!.

Alegría por montones de saber que todo estaba bien y que teníamos a una princesa en caminoy a cerrar la boca para dar la sorpresa al día siguiente. Muchos acostumbran pedirle al doctor que lo escriba en un papelito y luego darle el papel a la pastelería para que sea sorpresa total pero yo preferí saber primero y compartir ese momento con mi esposo y ya luego con el resto del mundo.

Así que luego de una sesión de ecografía de casi 1 hora (entre las caminatas y demás) llamamos a la pastelería que celebraron con nosotros por teléfono y se ponían manos a la obra para decorar la torta rosada.

El sábado, nuestros amigos vinieron a casa y para seguir con el tema de la revelación del sexo les pedimos que hagan sus pronósticos del sexo del bebé y que nos escriban sugerencias de nombres. Para lograr un pronóstico acertado podían preguntarme sobre los antojos que había tenido [dulce o salado, frutas, chocolates], podían ver la forma de mi barriga [en punta o redonda] y así cada uno recordaba todos los métodos de las abuelas para descifrar si era niño o niña.

Nos divertimos un montón y leímos en voz alta los nombres para votación y risas pues habían sugerencias en todos los idiomas y opiniones sobre los que conocían a un tal y les parecía buena gente. [Nosotros ya habíamos elegido Eva como primer nombre pero decidimos no decirlo hasta el día que nació]


Y llegó el momento de cortar la torta, todos alrededor, cortamos juntos mi esposo y yo, y cuando se asomó por un lado del cuchillo el color rosado gritos de emoción, aplausos, besos y felicitaciones. Fue un momento muy bonito.






EN LIMA

El único que se enteró por teléfono fue mi hermano pues tenía encargado comprar unos globos con helio y meterlos en una caja para que mis papás lo abran. Luego de celebrar la noticia vía skype le tocó encontrar la manera de conseguir los globos saliendo de su trabajo y conseguir una caja antes de llegar a la casa. Otra misión imposible porque justo ese día tenía mil reuniones.

Así que improvisamos y mi hermano se paseó por medio Lima con un globo enorme que decíIt´s a girl y tuvo que explicar varias veces a sus colegas del trabajo porque tenía un globo tan grande en su oficina [Otro amor mi hermano].

Llegó a casa y tuvo que tapar el globo con una sábana porque era demasiado grande para una caja. Compró una torta también para celebrar con ellos.

Así que en casa también tuvieron sorpresa al jalar la sabana y ver el globo que anunciaba una niña en camino.


Si desean hacer algo parecido hay muchas ideas:

-    Una caja llena de globos de color azul o rosa
-    La torta que anuncia con el color del relleno
-    Una serie fotográfica con una secuencia en blanco y negro que resalta un solo color al final
-    Una piñata que tenga pica pica de color rosado o azul que caiga encima de la pareja
-    etc, etc

¿Te animas o te animaste a hacer algo parecido?