De vuelta a la realidad


Hace una semana hemos vuelto a la rutina... Hemos vuelto a la realidad. Luego de un mes de súper relajo, lleno de amor, tiempo casi completo con papá y gente que te quiere, regresamos a Lima para iniciar un nuevo ciclo en nuestra alocada vida mamá - hijo - yeya! 
Lo que tú no sabes y se supone no deberías saber... Es lo mucho que me está costando... Sí. No se sí tanto como a ti, pero se me hace difícil. Entrar de nuevo a la universidad, dejarte en el nido, hacer los brownies, tareas y ayudarte a atravesar todo lo que te cuesta las separaciones... Me cuesta mucho. 
Como mamá tengo que sobreponerme a todo lo que yo también extraño y explicarte a tus dos años y 5 meses todo este mundo loco y la vida complicada que nos ha tocado llevar... También es difícil. 
Te escribo está cartita desde los más profundos de mis secretos... Yo también estoy asustada, y mucho! A mi tampoco me gusta que nos separemos y también me cuesta acostumbrarme a la "realidad", otra vez. 
Cuando leas esto... Ya todo habrá pasado y de seguro habremos superado este y otros ciclos en adelante.. Y tú no te vas a enterar que todo esto pasó, aunque tal vez lo sientas en mis abrazos y lo veas en mis ojos a diario. 
Pero, como siempre, la fuerza de todo me la das tú. Tú y tu sonrisa con besos incluidos. Tú, tu yeya, la personas que tanto me ayudan en el nido y nos hacen tener confianza. Y tu papá, aunque sea de lejos. Pero sobretodo tú. 
Vamos a seguir saliendo adelante juntos... Aunque separados algunas horas, pero juntos siempre, mi cha. 
Te amo y te pienso todo el tiempo del día. 
Mamá