Compoteando



Desde que nuestra bubu cumplió los 6 meses, allá por el mes de marzo del 2014, el pediatra nos había empezado a dar indicaciones de cómo ir mejorando la alimentación de la bebé, empezar a darle ya no solo leche sino compotas preparadas en casa basadas en verduras, menestras, carne y pollo. Estas nuevas recetas podían ser combinadas con leche materna o formula, según sea el caso, también estábamos ampliando el espectro de alimentos incluyendo algunas frutas.

Las indicaciones eran claras y precisas, con diferentes opciones durante el día, pero eso sí, la comida tenía que ser preparada y consumida el mismo día, no se podían almacenar para dárselas días después, eso no era válido, todo tenía que ser consumido. La otra pauta que nosotros consideramos valida era el no uso del horno microondas, todo tenía que ser cocinado y calentado en una olla, en ese momento adquirimos dos ollas de la marca Record para uso exclusivo de la comida de la bebé, incluso a la hora de cocinar se utilizaban utensilios exclusivos para ella, nos dirán locos pero creo que fue lo mejor.

Todos los preparados que han sido realizados para la bebé han sido de acuerdo a las indicaciones de nuestras madres, teniendo en cuenta su experiencia y paciencia para explicarnos como se deben hacer, aparte de que el pediatra nos ha estado facilitando diferentes combinaciones de comida para la bubu, tenemos unas hojas de apoyo donde aparece que es lo que hay que darle, que día y a qué hora. Estas hojas han sido de alguna forma una especie de guía/recetario para saber cómo alimentar a la bebé.

Ya luego cuando la bebé cumplió el mes 10 fue cuando entramos a la fase de alimentación total, las compotas empiezan a estar un poco más sólidas y la variedad de opciones se ve incrementada exponencialmente, en teoría a partir de que los bebés cumplen el mes diez, en teoría, deberían poder comer de todo, pero obviamente en pequeñas cantidades y sin exagerar en el uso de condimentos. Digamos que hemos tenido un laboratorio de pruebas y la bebé ha sido el conejillo de indias, dándole de probar de todo un poco. Ahora es fanática del pollo a la brasa, le gusta el chifa, sobre todo los  tallarines y las galletas Crisp, pero dentro de toda la variedad de cosas que le damos está el yogurt, el jugo de frutas con leche y las famosas compotas o purés, eso sí es un tema totalmente aparte.

En lo que a compotas se refiere, mi esposa es una experta, ha hecho miles, ha probado todas las combinaciones posibles, de verduras, sobretodo de papa amarilla, zanahoria, camote y alcachofa, a veces con un poco de algo más pero manteniendo las primeras verduras como base, también le ha puesto pollo sancochado o carne de bistec o molida, ahora estamos con las menestras, la arveja verde, los pallares y las lentejas. Aunque ahora la comida ya no esta tan licuada, igual se le da un poco chancadita para que pase fácil, pero hasta ahora lo que más le gusta es el arroz recién hecho y el pescado frito o a la plancha. De las frutas ni que decir, compota de pera, manzana, piña, naranja, con maicena o sémola, es increíble todo lo que uno puede hacer en la cocina con una licuadora y mi esposa lo está demostrando.


¿Y a ti como te va con la alimentación de tus hijos?, ¿ya has probado con diferentes opciones de compotas?, ¿y la comida de la calle también forma parte de la alimentación de tu bebé?