Bebé come solo


Hoy día les voy a contar mi experiencia con Iker ahora que está empezando a comer. No es tan sencillo como uno se imagina. 




A veces no sabes cómo empezar, qué darle o cómo darle. 
No quieres que tu bebé sufra, quieres ser comprensiva si es que algo no le gusta o no quiere comer, quieres tener mucha paciencia porque todo el mundo te dice que no es fácil. Y finalmente llega el momento. 
Puede ser a los 6 meses, 6 meses y 1 semana, 6 meses y medio, 7 meses o 8 meses. Mi primer consejo es que no se preocupen si es que a los 6 meses cumplidos aún no sientes que está preparado para comer y recién le das 3 semanas después. No va a pasar nada siempre y cuando siga con la leche materna. He leído que cuando los bebés toman fórmula, deberían comenzar la alimentación complementaria antes porque a diferencia de la leche materna, que cambia de propiedades alimenticias según lo que el bebé necesite, la fórmula sigue siendo la misma desde el primer día que la tomó. 

Bueno, continuando con los sólidos. Mi primera pregunta fue: ¿Qué es mejor: papillas o ese método extraño que le das en trozos para que agarre? Así que, uve que leer mucho... quería estar convencida de que lo que haga sea lo mejor y que sobretodo, me funcione a mí y a Iker por igual. 
En una de sus citas con el pediatra me dijo que empiece a darle platanito para que aprenda a tragar así que, eso fue lo que hice. Compré los platanitos bizcochitos y se lo pelaba y le daba para que él agarre y coma solo. FUNCIONÓ! Ese fue el primer intento para que coma algo aparte de su leche. 
Mi segundo consejo es que no se preocupen o se sientan mal si es que no les gusta. Iker puso cara de asco como hasta por 4 días de haber probado el plátano jaja.  Solamente le di platanito por 1 semana quizás un poco más porque estaba esperando a su cita con el pediatra para que me diga qué más puede comer. Pero esta cita fue cancelada por motivos x del doctor jaja así que, tuve que ser valiente y decidir qué más podía darle. (Una pequeña parte de mi quería que el doctor me de las opciones y me facilite este proceso).

Decidí empezar con la zanahoria: hervía un poco y le cortaba en tiras para que Iker pueda agarrar. Y así, empezó a probar un poco más las verduras. No comía mucho porque de todas maneras él está en la fase exploratoria aún (esto me enteré después jaja). 


En la casa de mis papás me decían que le dé más como purecitos para que le sea más fácil comer. Así que, probé y le di puré de zapallo y zanahoria pero les confieso que le gustó menos. Me agarró la cucharita y empezó a jugar y a tirar el puré jaja muy gracioso. Los siguientes intentos han sido con frutas como melón, durazno, manzana, pera, mango y en cuanto a salados; papita, arroz integral con aceite de oliva, huevo, más zanahoria y zapallo.  


Les confieso que un día estaba preocupada de que comiera tan poco y me puse a investigar sobre el método Baby Led Weaning que en español sería Bebé Come Solo... y leí que es normal. Los bebés empiezan a probar, a explorar los nuevos sabores de todo. Luego pasan a saber qué sabores les gusta más y aprenden a morder, masticar y tragar los pedacitos sólidos que es la parte más difícil para ellos; ya que, están acostumbrados a tomar pura leche. Una vez que se familiaricen con todo esto nuevo, van a empezar a ellos mismos a agarrar la comida que les llama la atención y que les gusta. Y así, comerán cada vez más. Entonces, no hay de qué preocuparse. Los bebés saben muy bien cuánto comer, ellos no van a comer de más y si se quedan con hambre, te lo harán saber. 
Mi tercer consejo sería que confíes en tu bebé. Que te diviertas con él en esta primera fase exploratoria. Que le des de todo y se lo pongas en su sillita y que él mismo agarre lo que quiera y se lo coma como quiera. Ensúciate! porque tu bebé, se va a ensuciar de todas maneras jaja. 
Con este método, no tienes que engañar a tu bebé con el avioncito para que coma. Con este método dejas a libre disposición a tu bebé a que agarre y coma lo que desee. 
¿Pero, por qué eso es bueno? 
Porque le enseñas a que confías en él, le enseñas a que él solo puede hacer las cosas como por ejemplo: comer. Le enseñas a que la alimentación es divertida y que él va a encontrar lo que más le gusta, le enseñas a que con respeto todo es mejor. 
Muchas personas se asombran y se preocupan o porque no está comiendo "lo que debería comer" o porque "¿cómo le vas a dar en trozos?" o porque piensan que los bebés deben comer tal y tal medida al día. Pero, yo les digo algo que escuché y que me convenció mucho: Nosotros, los adultos, comemos lo que nos gusta, a la hora que queremos y la cantidad que queremos. ¿Por qué entonces los bebés deben comer cada 2 horas, lo que nosotros queremos y la cantidad que nosotros queremos? ¿No les parece que algo está mal en eso? Los bebés desde que nacen y toman leche, saben cuánto tomar; lo mismo pasa cuando empiezan a comer. Y en cuanto a que le des comida en trozos, se los das suficientemente suaves para que con las encías puedan "masticar" y pasar. No hay peligro alguno. 
Entonces, el cuarto consejo que les quiero dar que debería ser el primero, es que es importante que cuando sus bebés empiecen a comer, ya puedan sentarse solos. Esto puede ser a los 5 meses, a los 6 meses o quizás a los 7 meses. Por eso, yo no me basaría en la edad sino en que su cuerpo esté preparado para recibir otro alimento a complemento de la leche. 

Y un consejo para que puedan poner en práctica este método si es que aún no se deciden qué hacer; sería investigar. Lean mucho. Infórmense. No se queden con dudas porque esto solamente los llevará a que tengan miedo de que estén haciendo algo mal y, si alguien se mete y les dice qué hacer, caerán en eso y no en lo que ustedes creen y quieren; solamente por falta de información.






Hay mucho artículos sobre este método; solo deben empezar por algo, como yo hice con el platanito. Una vez que veas que eso funciona, pruebas con algo más y algo más y ya. Ya estás avanzando!

Otro consejo es que no hagas solamente 1 cosa; por ejemplo: solo le doy papillas o solo le doy en trozos. Lo ideal sería combinar de vez en cuando un puré, otras veces un smoothie, otras en trocitos y así vas a ir acostumbrando a tu bebé a todas las texturas y a que todo lo pueda pasar fácilmente. Hay casos en los que los bebés se acostumbran a comer todo licuado y cuando son grandes (3 años) les cuesta muuuuuuuucho poder comer algo sin licuarlo y eso es muy trabajoso para nosotros los padres y, nuestros hijos, terminan sufriendo. Otros casos también hay al revés; como nunca han probado purés, cremitas o papillas, cuando les quieres dar, se rehúsan a comerlo, les da asco y no pueden pasarlo. Esto tampoco es bueno para nuestros peques. Así que, papis y mamis! a ser exploradores en conjunto con sus bebés. 

Y mi último consejo de una coneja jaja, cuando sus bebés ven que lo que ellos comen, ustedes también lo comen, les da más curiosidad y más confianza y lo prueban con mayor facilidad ;)