Los beneficios de comer en familia



El momento de la comida viene reuniendo familias, anécdotas, risas, a lo largo de la historia del mundo. Es un espacio para compartir en el sentido amplio de la palabra y es ideal para fortalecer la comunicación en familia. Sin embargo, debemos reconocer que para que la comunicación fluya todos debemos esforzarnos y es saludable que existan ciertas reglas de convivencia (acordes a la edad de los niños y a las costumbre de la familia).


Por otro lado, para los pequeños de la casa es todo un orgullo sentarse a la mesa con los adultos y ello fomenta sus hábitos de independencia y autonomía. Al ser “aceptados” en la mesa adulta les damos el mensaje de que confiamos en ellos y que disfrutamos de su compañía, de igual manera les demostramos que respetamos sus tiempos y las características y diferencias propias de su menor edad. Con los mayores y adolescentes fomentamos unión, respeto y el valor de la familia y sus costumbres, ya que si bien existen edades en las que pareciera que nuestros hijos prefieren hacer cualquier cosa antes que sentarse a conversar un tiempo con nosotros, en el fondo agradecerán la estructura y seguridad que transmite el hecho de que los padres fomentemos y conservemos momento en familia.


Suerte y paciencia,