Los bebés también necesitan a su papá


Siempre hablamos y comentamos de la relación mamá – bebé. Somos nosotras quienes lo sentimos moverse, quienes tenemos todas las sensaciones;  hay dos corazones latiendo dentro del mismo cuerpo y es así como establecemos ese lazo entre madre y bebé. Está comprobado que al nacer los bebés reconocen la voz de la madre. El bebé y la madre son uno pero ¿Qué sucede con el padre?

Muchas veces he sentido que relegan al padre como el proveedor de dinero, como la cabeza de familia o como simplemente el “ayudante” de mamá. Y creo que esa  es la idea social que tienen del padre. Tal vez eso explica los cuatro insignificantes días que les otorgan como “licencia de paternidad”. Digo insignificantes porque cuatro días no son nada. El bebé también necesita del papá y obviamente el papá necesita del bebé para fortalecer ese vínculo. Incluso creo que ellos necesitan más de ese fortalecimiento porque nosotras si lo sentimos moverse, nosotras lo trajimos al mundo y obviamente muchas de nosotras le dimos el pecho, entonces ¿para quién es más difícil conectarse? Es posible que para el padre.

Cuando di a luz, sufrí mucho los primeros días por la cesárea. No soy quejica pero me dolía hasta el pelo. No podía ni pararme sola, ni bañarme, no podía ni ir al baño. Pero estaba él. Mi esposo quien me ayudó a través de ese proceso. Le otorgaron los 4 días de ley y por suerte, mi jefe le empalmó con dos semanas de vacaciones para que pudiera estar más tiempo con nosotros. En todo ese tiempo él fue mi mitad. Hacia todo lo que yo no podía, y más. Ciertamente la conexión entre bebé y papá fue fortaleciéndose al punto que mi lindo niño solo se calmaba con la voz de su papá y en la noche buscaba su cercanía.

Gracias a esas más de dos semanas papá y yo establecimos rutinas, conocimos juntos a nuestro bebé y fue mucho más fácil asimilar mi depresión post parto.


Desde mi aún poca experiencia que tengo como madre primeriza reconozco y valoro la paternidad responsable y activa como mi igual. Y siento que las leyes en nuestro país deben cambiar. No solo otorgándonos un periodo más largo de licencia por maternidad (un año como en países del primer mundo) sino que también extiendan la del padre. Si tanto hablamos de valores, creo que esta es una prueba para nuestra sociedad y gobierno y que por fin se reconozca la importancia de la unión familiar, el bienestar del recién nacido y la maternidad y paternidad responsable y activa.