Te imaginas la vida sin tus hijos?

Tu segundo veranito
Yo si, mi vida sería aburrida y no tendría muchas cosas por hacer y aun así me quejaría de que no tengo tiempo para nada y que siempre estoy cansada y estresada.

No sabría lo que es dejar de pensar en mi y sacrificar todo lo que tengo. No sabría que significa que mi comida no sea  mía, ni mi cuerpo es mío ni lo que es no tener mi propio espacio y privacidad.

Si no tuviera a mi Sina, posiblemente mi mente vagaria y buscaría excusas para deprimirme por tonterias, mis preocupaciones serían vanales. 
Mi vida, posiblemente, estaría llena de horas extras. Y como cuento con ese tiempo no tengo mucho que hacer pues tal vez andaría buscando conflicto con alguien, para hacer de mi vida mas interesante,  porque eso es lo que hacemos algunas  mujeres verdad?

Posiblemente no sabría que es planear mis actividades con anticipación, considerando a otros y hasta eventualidades, mas que a mi. Antes yo tenía un calendario y me creía la persona mas organizada, pero cuando me convertí en madre, me dí cuenta que hay mas cosas por considerar.

Posiblemente trabajaría mucho  y en mis día libres no quisiera hacer nada mas que "marmotear". Sentiría que estoy envejeciendo y que no estoy haciendo mucho con mi vida. 

Mi vida sin una hija sería bastante fácil a menos que me haya vuelto en una adicta al trabajo y no tenga tiempo para disfrutar las cosas lindas de la vida. Porque juerguearse no es señal de vivir la vida al máximo porque al día siguiente lo único que queda es el dolor de cabeza y los recuerdos borrosos.

Antes yo era así. Trabajaba para mi, vivía para mi, pensaba solamente en mi felicidad, buscaba llenar mi corazón con amor que no era puro, entre otras cosas. 

En cambio,  mi vida con hija es todo lo contrario. Cada minuto es especial,  juego como niña,  salto, bailo pero lo mejor de todo es que puedo disfrutar de esa pequeña carcajada que alegra mis días y lo recuerdo claramente cuando ella no esta a mi lado.

Mis días con mi hija me tienen realmente agotada y es que es un trabajo de 24 horas y falta agregar el trabajo de medio tiempo en la oficina. Hay noches en las que no duermo por abrazar su pequeño cuerpecito hasta que se duerma otra vez.

Pero no me quejo. Porque mi vida no es horrorosa aún cuando hay días en los que siento que me falta la paciencia.  Y es que ser mamá no es horrible, es una tarea difícil y se necesita dedicación pero al final cuando su pequeña voz me dice "mamá" me derrite el corazón. 

Si, me imagino como sería mi vida sin Sina pero no desearía volver a tener esa vida. Porque mi pequeña me da toda la alegria que no llegué conseguir cuando ella aún no había llegado. Y es que ella es el complemento que faltaba en mi esposo y en mi. 

Es verdad que los hijos son una bendición


Viaje a Iquitos sin Sina

St. Patrick en Colorado




Tu sonrisa me derrite!!


Disfrazados de cavernícolas y tu de Dino



Hasta la próxima!

Bye bye!