Quedarte en casa con tus hijos o trabajar?

Cuántas mamis aquí trabajan y darían todo por tener la posibilidad de dejar de hacerlo
 por estar en casa con sus bebés? A mi me pasó y por fin Diego y yo llegamos a un
acuerdo que creemos es la mejor decisión para los tres.

Para empezar, todas las mamás somos diferentes. No todas pensamos igual y vivimos realidades distintas que nos llevan a cuestionarnos qué es lo mejor para nuestros hijos y nos hacen poner en una balanza los pros y contras de una decisión tan drástica como lo es quedarte en casa o integrarse a un trabajo.

Vivimos en un país en el que se considera correcto o suficiente que una madre que acaba de tener a su bebé sólo cuente con un periodo de prenatal de 45 días y postnatal de otros 45 días, sin contar que la ley no te deja juntar los 90 días ya que se deben tomar 15 días antes de la fecha probable de parto. Entonces, sólo podemos estar con nuestros hijos a tiempo completo 75 días. 

En mi caso, pude juntar los 75 días, un mes de vacaciones y el período de lactancia que me otorgan por ser tripulante de cabina. En total estuve en casa con Matias hasta que mi bebé tuvo casi 7 meses recién cumplidos. Mientras estaba embarazada pensaba "Bueno, cuando tenga 7 meses ya va a estar más grande"... Claro, mi hijo estaba más grande, hacía cosas nuevas y todo esto hacía que me cueste más la idea de tener que dejarlo para irme a volar. 

En otro países como Inglaterra, cuando una mujer da a luz, le dan un tiempo de maternidad de 1 año, y puede tomar licencia sin goce de haber medio año más o algo así. Se imaginan? Cuando la hermana de mi suegra, Ali, me contaba esto yo sólo me quedé con la boca abierta y estaba maravillada con la realidad que viven las mamás allá. Poder quedarte junto a tu hijo por casi dos años sin perder tu puesto de trabajo... Que éxito no? Está de más explicarles la diferencia abismal que hay entre nuestro país y países europeos en cuanto a éste tema.
Siempre pensaba y decía, si fuera así en Lima todo sería diferente... Pero otra vez pisaba tierra y trataba de acostumbrarme a la idea de dejar a mi bebido de casi 7 meses e irme a volar.

Desde hacía ya bastante tiempo con Diego veníamos planteándonos la idea de que yo dejara de volar. Matias me necesitaba con fuerzas y al 100% para él y lamentablemente cuando regresaba de volar toda la madrugada no tenía fuerzas ni para llevarlo al parque. 
Nos dimos cuenta que la calidad de tiempo que le diéramos a Matias era súper importante en todo sentido. 
De que le servía a Mati tenerme a su lado si muchas veces llegaba en calidad de bulto? 
O las veces que llegaba cansada sin dormir más de 24 horas y me dedicaba a él todo el día, terminaba contracturada y hasta una vez me dio fiebre un día entero... Estoy segura que lo que me dio ése día fue una manera que mi cuerpo tuvo de liberar tantas malas noches y tanto estrés, porque al día siguiente estaba como nueva. 

Entre todas las cosas que pasamos, empezamos a analizar nuestra situación para ver si es que era posible que yo pudiera dejar de trabajar para dedicarme sólo a Matias. Si están en la misma situación en la que yo estuve, hay ciertos puntos que deben tener en consideración para (Creo yo) tomar una decisión correcta.

  • Lo que yo tuve clarísimo siempre fue mi opinión sobre la crianza de mi hijo. Personalmente creo que no hay nada mejor que los hijos se críen con mamá, papá o abuelos; es por eso que no tengo una nana para Matias. Por ese lado, Diego comparte el mismo pensamiento que yo. Partiendo desde éste punto y habiendo identificado nuestros sentimientos sobre dejar a Matias, era un punto a favor para dejar de trabajar. 
  • La economía es el factor más importante de todo éste tema. Si eres la única que trabaja en casa, entonces está de más decir que no tienes opción. Siéntanse orgullosas y felices de poder ser quienes les dan a sus hijos las cosas básicas que necesitan. En mi caso, yo trabajo para poder darnos gustos como viajecitos o cualquier cosa que se nos antoje, pero valdría la pena completamente ajustarnos en algunas cosas para poder estar con Matias.
  • Si son mamis que prefieren trabajar par sentirse realizadas personalmente y no perder su identidad, en mi opinión, no creo que deban dejar de hacerlo ya que ustedes tienen que estar tranquilas para tener a su familia feliz. Creo que está bien hacer sacrificios por nuestros hijos, pero siempre que los resultados vayan a ser positivos y nos nos vayan a llevar a estar frustradas y a la larga ser "infelices" con la decisión que tomaron. Una mamá satisfecha y realizada puede sin duda alguna realizar un mejor papel como mamá. Tus hijos se beneficiarán con cualquiera de los dos escenarios, siempre y cuando tengan a una mamá feliz.

Después de pensarlo mucho y ver que de alguna manera estábamos "descuidando" nuestras prioridades como papás, decidimos que lo mejor para los tres y sobre todo para Matias iba a ser que yo dejara de trabajar.

A finales de éste mes voy a poder despertarme todos los días con mi hijo, voy a poder dedicarme 100% a cuidarlo, a jugar con él, ver como crece todos los días y asegurarme de que crezca en un entorno relajado, estimulante, amoroso y lleno felicidad. 
Voy a estar tranquila, porque no voy a estresarme en pensar cuántos días al mes no voy a ver a Matias por mis vuelos y sé que va a compartir todos los días con una persona que va a ser una constante en su vida, yo, su mamá. 


Hasta pronto avioncito, hoy mi bebé me necesita más que mis pasajeros.


Majo, Diego y Mati