¿Por qué decidí lo que decidí?

Hola a todos! en este post quiero contarles por qué decidí todo lo vengo haciendo con Iker.
Ya han pasado 3 meses y creo que soy una madre casi hecha y derecha en lo que consta a bebés de 3 meses jajaja! Porque lo que se viene... ya lo iré aprendiendo en su momento. 

Pero hasta ahora he tomado decisiones de cómo criarlo y de cómo hacer las cosas con él, que me están dando frutos muy, muy buenos y me gustaría compartirlo.

(Por si acaso, no es nada del otro mundo...) 


¿Por qué decidimos tenerlo en el cuarto de la clínica?
Cuando estaba embaraza, tomé con mi esposo, sesiones de psicoprofilaxis con Amelia, donde nos guiaron con diferentes temas sobre el proceso de preparación para recibir a Iker. Aprendimos la importancia de estar con tu bebé a penas nazca, aprendimos lo valioso que es continuar con ese vinculo mamá - hijo y una de las cosas que nos hablaron fue el no dejar que se lo lleven toda la noche durante tu estadía en la clínica.
A veces uno está muy cansada y el que te ofrezcan llevárselo te suena delicioso porque podrás dormir tus 7 hrs seguidas.

Pero, ¿qué hacen con tu bebé todo ese tiempo? ¿qué sentirá tu bebé estando lejos de ti? ¿tú podrás dormir realmente bien? ¿? ¿?
Por eso... por eso decididimos tenerlo con nosotros desde el primer momento.
"Nos tienen que firmar un documento de que ustedes se hacen responsables si le pasa algo..." fue lo que nos dijeron las enfermeras. Pero nosotros nos reímos; ¿pasarle algo? ¿qué le podría pasar si está con sus padres? (y qué padres! tan atentos y dedicados). Así que, estuvimos con Iker las 24 horas del día desde que nació. Fue la experiencia más fuerte de toda mi vida!! El cansancio hizo que tanto a mi como a Arturo nos doliera el cuerpo entero. El aprender a darle de lactar fue otra experiencia que a los 3 nos marcó y tuvimos que ser muy constantes en aprender y hacerlo todo bien y así... sin darnos cuenta ya estábamos solos en casa haciendo practicamente lo mismo que en la clínica. 
Cabe resaltar que las recomendaciones que más me dieron fueron de dejar que se lo lleven durante las noches para que podamos descansar. Pero como verán, nosotros hicimos lo que creíamos fielmente y eso nos hizo feliz a los 3. Esos tres días fueron la mejor práctica para llegar "más" cancheros a la casa y hacerlo completamente solos!
¿Por qué decidí darle pecho? 
Porque seguí metida en el tema del vínculo madre - hijo y también porque en mi mente no había otra opción. Mis pechos tenían calostro y se preparaban para tener leche... entonces, ¿cómo no le iba a dar?

Desde las sesiones de Amelia, practiqué y me enseñaron todo lo relacionado a la lactancia  y con esa idea nos fuimos a la clínica a recibir a Iker y con esa idea nos quedamos hasta el día de hoy.

Es difícil, muy difícil los primeros días, semanas y a veces meses. Luego poco a poco los dos (tu bebé y tu) agarran la maña, se acomodan mejor, hay menos cansancio, menos estrés y todo va funcionando.

Darle pecho me ha unido más a Iker; en las noches los 3 dormimos mejor; el tiene hambre y yo estoy disponible para darle lo que necesite y se calma al toque; y encima se relaja y descansa 1000% mejor. Es un éxito. Nos costó pasar por momentos en los que dije: le damos biberón y fórmula y ya! me libero de todo. Pero después de esas rachas, volví a enrumbarme y a buscar continuar con ese lazo tan pero tan rico en caricias y amor y... aquí vamos. 

¿Por qué decidí que sea a demanda? 
Porque cuando yo me imaginaba cómo sería esto de la alimentación, solamente pensaba en que sería cuando Iker me pidiese.
Nosotros, los adultos, comemos cuando tenemos hambre; entonces, ¿por qué los bebés serían diferentes?

En la clínica me dijeron cada 2 hrs porque está pequeñito y debe alimentarse seguido. Los 3 fuimos obedientes y cada 2 hrs con alarmas, le dabamos de comer; hasta que un día, dejé de poner alarmas y me guié por lo que Iker me pedía y hasta el día de hoy no se excatamente cada cuanto come pero cuando quiere... yo le doy y los dos somos felices y por supuesto que mi esposo también! 

¿Por qué decidí dormir con el?
2014-12-04 22.39.40.jpg
Creo que lo hice sin pensar... simplemente el primer día que llegamos a la casa lo pusimos en la cama.

Ya había leído un poco sobre el colecho y concordaba con lo que decían y le conté a mi esposo y terminamos llegando a un acuerdo: que duerma con nosotros.

Iker duerme a mi costado  y la verdad es que todo lo que puedo decir es que dormimos muy bien. Yo lo siento al toque si es que necesita algo y estoy cerca para darselo y no tenemos que levantarnos de la cama siquiera. El se relaja un montón, Arturo también descansa mas y yo estoy feliz porque es delicioso dormir con tu bebé! y porque también me siento más descansada. 
Dicen que el nivel de estrés de un bebé que duerme en la cama con sus papás es mínimo al costado de un bebé que duerme solo en su cuna y en otro cuarto. Así que, yo recomiendo que si la cama te lo permite, lo inténten; es bien rico!
¿Por qué decidí cargarlo cada vez que llora?

A pesar de que todo el mundo me dijera que se va a malacostumbrar... yo creo en que si un bebé llora es porque algo necesita, algo te está pidiendo o reclamando. Entonces; ignorarlo, no sería la respuesta.

A nosotros, los adultos,  nos gusta que nos escuchen y que nos hagan caso, ¿por qué a los bebés no les gustaría? y así, con esa mentalidad sigo haciendole caso en todas. A veces me doy cuenta q llora porque se sintió solo y con solo olerme se tranquiliza y a veces si tengo que cargarlo y abrazarlo porque ellos sienten ese amor como algo calientito que los arrulla y los hace sentir muchísimo mejor.  


¿Por qué decidí leerle cuentos desde que estaba en la barriguita?
bebe_leyendo.jpg
Porque escuché y leí que los bebés absorben información desde que están dentro de la barriga.
Existe la estimulación desde el vientre y sigue hasta años después. Entonces, ¿por qué no hacerlo? Si Iker me podía escuchar desde adentro y reconocer mi voz... entonces se podría acordar de ciertos cuentos, palabras y también melodías y canciones en algunos casos. 
Así que, a mi esposo y a mi nos pareció muy importante hacerlo. Sentíamos que era nuestro deber comunicarnos con él y enseñarle el gran interés que teníamos hacía el.
Les cuento que leerles a los bebés les despierta curiosidad por seguir escuchando y por saber (inconscientemente) que más va a pasar. Ellos se reflejan en ti, por eso; cuando les lees un cuento y haces voces distintas, caras diferentes; ellos se rién y tratan de imitarte! Es muy bueno para su desarrollo. 
¿Por qué decidí escribir sobre todo esto?
Porque cuando uno es mamá por primera vez, te caen los consejos del cielo y en abundancia. Una los toma hasta que, cada día vas formando tu propia manera de ver las cosas y decides el modo de crianza que vas a tener. A veces, muchas de nosotras tienen las cosas claras desde antes de que nazca su bebé  porque se van informando y van viendo qué les gusta y qué no.
Pero no basta con que uno tome las decisiones; los consejos ya no son consejos sino preguntas y dudas respecto a por qué haces lo que haces. Y muchas madres se sienten juzgadas, se sienten observadas y a veces les da verguenza seguir haciendo algo que ellas creían que estaba bien hacer. Por ejemplo dar de lactar: todo el mundo te pregunta ¿y hasta cuando piensas dar de lactar? y tu les dices temerosamente: exclusivamente me gustaría que sea hasta los 6 meses y de ahí haces una pausa grande porque sabes que si les dices que te gustaría darle hasta el año... te van a mirar mal.

¿Acaso está bien que nos pase eso?

NO!
No deberíamos sentirnos así cuando alguien nos pregunta por qué estamos haciendo lo que estamos haciendo. 
Nosotras conocemos a nuestro bebé y a nosotras mismas; entonces, nosotras sabemos que lo que estamos decidiendo hacer es lo mejor que podemos y si realmente lo queremos y creemos en eso, nos va a ir bien. 
A mi todo el mundo me sigue diciendo que me va a costar sacar a Iker de mi cama o que es peligorso dormir con él o que tenga cuidado o que cómo hago porque lo puedo ahogar... Muchas dudas que cualquier persona puede tener y en verdad; creo que nosotras, las mamás, debemos contarles un poco el por qué hemos decidido hacer eso para que nos entiendan y no nos moleste sus comentarios o sus intentos de que cambiemoseso que hemos decidido hacer. 
we_can_do_it___remastered_by_thedrifterwithin-d56rqh1.jpg
La clave está entonces, en explicar nuestras razones y no dejarnos llevar por la verguenza o el qué dirán. Tomemos fuerzas, esas que tenemos por ser madres y digamos lo que queremos hacer. Nos sentiremos mejor y le estaremos enseñando a nuestros bebés a decir lo que uno realmente quiere y sobretodo, cree. 
¿Qué otras cosas han decidido hacer ustedes como madres y padres? 
Y por último, como les dije al comienzo, todo esto que decidí hacer me estan dando frutos muy, muy buenos y con esto me refiero a que tengo un bebé completamente feliz y relajado: Lo noto en su cara, en sus gestos y hasta en la forma en la que me pide las cosas. Iker es un bebé que ha sentido el apego y el amor desde el primer día que llegó al mundo y eso no solo está porque duerme conmigo; eso está por la relación que hemos creado entre nosotros tres (mamá, papá & Iker).
Es muy importante ser fiel a nuestras decisiones (bien informadas) porque eso le transmitimos a nuestros hijos desde pequeñitos. 
para que se rían un poco y no perdamos de vista que somos super poderosas! jajaja :D 
para que se rían un poco y no perdamos de vista que somos super poderosas! jajaja :D 
Y... ya se viene la Navidad! hoy día todos cenaremos en familia y creo que es la oportunidad perfecta para compartir todo lo que somos con nuestros seres queridos.Disfrutemos cada instante y hagámonos felices!
Mucho amor para todos ustedes!