No lo tengas en brazos porque se acostumbra

No lo tengas en brazos que se va a acostumbrar, además pobre espalda la tuya! Esta es la frase que más escuché desde que me convertí en mamá y en la que estoy en desacuerdo por completo. No tengo nada en contra con las mamás que lo aplican, pero les voy a contar mi experiencia y lo que sé acerca de este tema.


Matias con 1 mes de vida:

- Mati en su bouncer llora
- Yo a su lado desayunando, lo miro y le canto, pero no lo cargo.
- Mati sigue llorando
- Yo, me acuerdo de las historias horribles que me contaban sobre los niños engreídos en brazos y me   cuesta no cargarlo.
- Mati sigue llorando y me mira como diciéndome: Mami no ves? ayúdame!
- Yo, no aguanto más y corro a sacar a mi bebé del bouncer y le repito: perdóname bebe, perdóname.

La única vez que dejé llorar a Mati fueron éstos 5 minutos y sentí que fueron los más largos y dolorosos del mundo. Tenía sentimientos encontrados sobre lo que las personas me decían y lo que mi corazón sentía. Me voy a quedar sentada como un robot sin hacer nada? Cómo voy a ver a mi bebé llorar? Qué creencia tan jalada de los pelos es ésta? Soy yo la única persona que mi hijito necesita para sentirse tranquilo y no le voy a negar mis brazos por lo que digan los demás.
Mamis, estamos haciendo lo que nos dicta el corazón, no tiene nada de malo atender a nuestros piojos, al contrario, dejarlos sufrir (porque es así como lo veo) es lo que está mal. Ustedes saben que abrazar, besar, cantar y cargar, hacen a los bebés inmensamente felices? Desde que soy mamá, ése es mi propósito, hacer feliz a mi bebé.


Ya había escuchado mucho sobre no negarle los brazos a nuestros bebés, pero por otro lado miles de personas me decían que tenía que dejarlo llorar, que los mal acostumbramos, que los engreímos, que los estamos haciendo dependientes, que no van a desarrollarse normalmente... Pero hemos cargado a nuestros hijos 9 largos meses... Encima que dejan su "casita" para salir a un mundo con demasiada luz, demasiado frío, personas extrañas, entre miles de cosas más, también tengo que dejarlo llorar y sentirse solo? 

Cuando Matias estaba durmiendo en su moisés y se despertaba (pero no lloraba) lo dejaba un ratito más y él se quedaba tranquilo jugando con sus deditos o mirando su móvil cuando se lo prendía. Si él estaba tranquilo y no lloraba me parecía bueno dejarlo un rato "experimentar" en su moisés y que observara lo que tenía cerca, hasta que pasado un tiempo ya se aburría y lo cargaba. 
Pero algo que nunca pude hacer (y les aseguro, no podré) sería dejarlo llorar solito en su cuna. Cuando se despierta llorando, me imagino que no pasan más de segundos para que esté a su lado hablándole bajito y calmándolo, porque así soy yo y porque nunca vi a mi mamá dejando llorar a mi hermano hasta el cansancio. 

Lo primero que se nos viene a la mente con un bebé llorando desconsoladamente y que su mamá no haga nada es: pobrecito. Exactamente, pobre bebé. Aquí les dejo algunas razones de porque no debemos dejar llorar a nuestros bebés:
  • Cuando un bebé llora es porque necesita algo, y si ese algo no se les da, ellos se estresan. Al estresarse, liberan una hormona llamada cortisol que "mata" neuronas.
  • Su frecuencia cardiaca aumenta en un mínimo de 20 pulsaciones por minuto y se observa menor oxigenación a la sangre que llega al cerebro.
  • Si no los calmamos se sienten solos y desamparados, y aprenden que sus necesidades no son lo suficientemente "importantes" como para ser atendidas.
  • Su confianza se ve atropellada. En el primer año de vida se establece es sentido de confianza en el mundo. Cuando las necesidades de un bebé se ven atendidas, éste aprende que el mundo es un lugar digno de confianza y que la relación que se tenga con mamá , papá o quien sea su cuidador, sirven de apoyo. 

Yo me pongo a pensar en este tema (ya que muchas personas me critican por cargarlo y llevarlo conmigo a todos lados) y me doy cuenta que si yo lo dejara llorar en su cuna todos los días a todas horas, mi hijo no estaría tan estimulado como lo está hoy en día. Cómo vamos a establecer una relación de apego si nuestra prioridad no son nuestros hijos? Porque me imagino que si hay algo más importante como para no atender las necesidades de tu bebé es que, definitivamente, tu hijo no es tu prioridad.
Si dejamos a nuestros bebés llorar por cosas que parecen tan tontas como pedir brazos, el día que estén volando en fiebre o Dios no quiera les de algo peor, nosotras no vamos a darnos cuenta porque vamos a pensar "Ah, es un engreído, seguro quiere brazos". 

Nuestros hijos están "programados" para después del parto esperar el equivalente a un "útero externo", y qué significa esto? Que no les falte NADA. Quieren estar a la temperatura adecuada, con el pañal limpio y sin hambre. Pero sobre todo, quieren sentirse amados, protegidos y amparados por mamá. 

Aquí les dejo 12 razones por las que puede llorar un bebé y cómo calmarlos.





No critico a nadie, ni tampoco quiero que se ofendan. Respeto la decisión de cada mami que lea este blog, pero también pido que respeten la mía. Yo tomo en brazos a mi hijo porque él es feliz y yo más aún, creo que no hay nada de malo en sentirse cómodas con lo que hacemos (sobre todo con nuestros hijos). Hago éste post sobre todo para las mamitas primerizas, para que después de leer esto, carguen a sus bebés y les den todo su amor sin sentirse mal o pensando que no están actuando correctamente. Sigan su instinto de mamás, hagan lo que les dicte su corazón, hagan felices a sus bebés.

Hoy, después de 8 meses y con Matias pesando 10 kilos, puedo decirles que no me arrepiento de haber cargado a mi hijo cada vez que lo necesitó, porque es un niño feliz y lleno de seguridad. Total, aún no conozco a ningún hombre de 30 años que quiera los brazos de su mamá.

"Todo niño suficientemente amparado y adherido al cuerpo de su madre será libre. No tendrá miedo, vivirá dentro de la confianza más absoluta, será generoso porque sabrá que tiene lo que necesita. Será capaz de estar al servicio de los demás, porque estará saciado de amor. Colmado de nutrientes. Rebosante de cuidados. Desapegado de los peligros, Dispuesto a amar."

Con muchísimo amor, 

Majo y Mati