Mi cuerpo cambió y mis jeans también


Antes de tener a mi primer hijo tenía una contextura normal con tendencia a engordar rápidamente, así que si se encontraban conmigo en aquella época probablemente estaba en medio de una dieta o entrando a una. Pero no me privaba de usar jeans a la cadera o semi cadera, me encantaban! Ahora es otro el cuento, después del primer embarazo perdí mi "baby fat" con mucho esfuerzo, pero ya mi cuerpo no era el mismo y me quedó un rollito de piel que por el momento no dejo a la vista.
Este rollito es el motivo de mi cambio de jeans, le di la bienvenida a mi closet a los jeans a la cintura y cintura alta, porque esos sí me cogen todo! Gracias a Dios están de moda desde hace 2 años y por favorcito que se mantengan!!!!
Estos jeans se han convertido en mis favoritos y son súper prácticos para usarlos. Si son como yo, que la naturaleza no estuvo tan generosa para regresarnos a tener un cuerpo regio, pues esta es una buena opción.
También podemos optar por hacer mil abdominales y lograr el vientre de Demi Moore y así entrar en unos jeans a la cadera... Pero la verdad que yo prefiero salir a caminar y bailar y ya está, así que a la cintura será por el momento... #amambrunolegustanlasabdominales  #prometohacerdeacáaunosmeses

He aprendido a amar mi cuerpo con todo y las huellas de dos embarazos, y también a resaltar lo mejor de él, así que en los próximos posts les iré compartiendo lo que me ha venido funcionando.
Happy Blogging!